5 beneficios que no conocías de comer pescado y mariscos

El pescado es muy nutritivo, pero proporcionalmente menos que la mayoría de los animales terrestres y aviares. Todas las variedades son ricas en grasas saludables, vitaminas y minerales siendo más ligero que la carne, por lo que se metaboliza mejor y su digestión es más fácil. Los de agua salada son ricos en ácidos grasos insaturados, Omega 3 y minerales. Algunas variedades pueden ser consumidas crudas recién ni bien se la captura o que haya sido preservada fresca por sistemas de vacío o refrigeración.

Los mejores beneficios de comer mariscos son:

  1. Contiene pocas calorías. De 1,500 a 2,000 calorías por día es un buen promedio para no perder el control. 100 gramos de salmón contienen un poco más de 200 calorías por lo que con el pescado puedes realizar una dieta muy balanceada.
  2. Las proteínas que contienen los pescados son de alta valor biológico y contiene los aminoácidos necesarios, en las mismas proporciones con las que el organismo las necesita.
  3. Es rica en ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos esenciales. La mejores de las grasas.
  4. Son alimentos de fácil digestión, masticación y alimentos sabrosos. El consumo de pescados y mariscos se considera una alternativa adecuada al consumo de otros alimentos con alto valor proteico con una grasa de menor calidad.
  5. Aporta vitaminas del grupo B, aparte de vitaminas liposolubles como las A, D y E.

Previene enfermedades: sin dudas, el pescado es un completo multivitamínico, sobre todo del grupo B (B1, B2, B3 y B12), D, A y E. Estas dos últimas tienen una acción antioxidante y protegen de ciertas enfermedades degenerativas o cardiovasculares, así como cáncer. La vitamina D, por su parte, favorece la absorción de calcio y fosfato en el intestino y en los riñones. Su contenido en grasa de las características más sobresalientes, previniendo enfermedades al corazón y de las arterias.

Los pescados comestibles son el macarel, la trucha de agua dulce, el atún, las sardinas el arenque y el salmón.

Se recomienda cocinarlo al vapor para que no pierda sus nutrientes. No se degrada y sigue conteniendo al máximo sus minerales, ácidos benéficos y vitaminas.

Una de las recetas más prácticas de pescado al vapor: salpimentar el pescado y envolverlo en papel aluminio. Colocarlo en un recipiente con tapa. Luego se le colocan aros de cebolla encima y se agregan rodajas de papa, zanahoria y/o calabaza. Tapar el recipiente y llevar a horno fuerte aproximadamente 30 minutos. Servir

Los mejores pescados que puedes encontrar los encuentras con nosotros en Coto – ver folleto de Coto – Contamos con pescadería importada hasta local. Variables en precios con los mejores sabores.

Ahora ya conoces todos los beneficios del pescado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.