Una innovadora propuesta que se suma al circuito de restaurantes de Olivos

Franco Massini

Buenos Aires, julio de 2018.- Viajar. El mismo verbo propone un cambio, una mutación del cuerpo de un estado a otro. Así llega Casa del Este, el nuevo restaurante que se suma a la propuesta gastronómica de cara al puerto de Olivos con el deseo de que el paso por allí provoque una transformación: llegar de una forma e irse de otra. Y volver, siempre.

Cuatro amigos. Allí empezó la historia. Reunión tras reunión, viajes por el mundo y un incipiente sueño que hoy es realidad: armar un restaurante juntos.

“Hicimos de Casa del Este el lugar al que queremos ir y volver, con rica comida, excelentes tragos y una atmósfera amigable”. Casa del Este propone un viaje en todos los sentidos. Etnias, colores y texturas están presentes en todas sus formas, con materiales nobles en revestimientos de madera y cemento alisado, lámparas bamboo y ventiladores bombay. El color lo aportan el verde natural de las grandes plantas que integran el lugar y que unen el adentro con el afuera.

La propuesta gastronómica también busca generar un viaje interior. Casa del Este cuenta con una carta dinámica, fácil de comer, disfrutable, rica y bien elaborada, con una cocina de autor firmada por el Chef Luciano Losada, estacional y en la que se realza el producto.

Además de la cocina de autor, Casa del Este ofrece nuevas experiencias, desde una barra de sushi en el primer piso a cargo de Emanuel Willimas y Agustín Parada, destinada 100% a la elaboración de la comida japonesa por excelencia y una amplia carta de tragos de autor, que lleva el sello de Pablo Bernal y Radamés Zuzarte.

A su vez, cuenta con una propuesta atractiva de tapas para acompañar la coctelería en el after office y bocadillos y ensaladas apuntados al concepto de room service hotelero, sumamente exitoso en todo el mundo, con una oferta gastronómica que es acorde al paladar clásico del argentino, sin perder el toque sorprendente.

Casa del este tiene una cocina intensa de sabores, marcados, bien pronunciados. Ribs especiadas, polenta sabrosa. Con un gusto riesgoso que busca inquietar al comensal”, afirma Losada, cuya impronta reside en realzar los sabores.

La gastronomía, la enología y el servicio son hilos conductores perfectos para propiciar un buen encuentro en un lugar ameno, cálido y grato. Habrá mediodías ligeros para los visitantes flotantes y noches largas para los habitués. Casa del Este es simplemente eso: una casa que amanece en Olivos y que se plantea como un espacio para pasar un buen momento, para luego, siempre volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.