Un rincón de dulzura

Con productos artesanales, variedad, excelente atención y generosidad a la hora de servir, esta pastelería de Recoleta se consolida como una de las visitas obligadas para todos los golosos y amantes de la buena comida.
Miles de personas pasan por Juncal y Junín a diario, ya sea con el auto, en transporte público o caminando. Y un alto porcentaje no puede evitar mirar la vidriera del pequeño local que está en el 2110 de Juncal, con su fachada rosa y blanca, y con tortas fabulosas exhibidas en la heladera sobre la derecha de la puerta; y croissants, pastelitos, pañuelitos, facturas, tarteletas, scones y otras delicias a la izquierda.
Quienes no resisten la tentación y pasan el umbral de la felicidad, en general son recibidos por Hugo y Sandra, creadores y responsables de Sasha Pasteles, que llevaron el concepto de “atendido por sus propios dueños” a un nivel superior. Por ejemplo, es algo normal que Hugo se tome un café o charle un rato con  con quien se sienta sociable, o que Sandra salga desde la cocina y salude afectuosamente a la gente, ya que todo en Sasha es realmente casero: “Queremos que la gente se sienta cómoda y disfrute el momento que pasa con nosotros, y no solamente que venga a tomar un café”, explican.
En pocos años, 6 para ser más precisos, se convirtieron en una de las pastelerías mejor valoradas en TripAdvisor, algo que los llena de orgullo. Sandra es la maestra pastelera, estudio en el Instituto Argentino de Gastronomía y siempre tuvo pasión por la cocina, principalmente la pastelería francesa. De “su” cocina nada sale ni se sirve sin su estricta aprobación: “Si algo no me gusta al 100% lo descarto, ya que los clientes son lo más importante del local”, explica.
Lo más pedido
En el ranking se encuentran los croissants –que poco y nada tienen que envidiarle a sus pares de París- los scones de 4 quesos, las porciones de tortas, los pañuelitos con arándanos y crema pastelera y las tarteletas de mousse de chocolate con frutos rojos. Entre las infusiones el Submarino Sasha –con Nutella- es el más pedido por los golosos. Pero además en Sasha se puede almorzar, con sorrentinos caseros, salmón, pastel de papas, bondiola braceada y otras opciones deliciosas.
En definitiva, esta pastelería artesanal es uno de esos rincones de Buenos Aires que cualquier amante de la buena gastronomía no debe dejar de conocer. Para más información, promociones y descuentos, en Instagram: https://www.instagram.com/sashapasteles/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.