Día del Amigo, una oportunidad para transmitirle valores a los más chiquitos

Fundadores de Lingokids y Bambox, dos startups que basan su éxito en niños y bebés cuentan su experiencia con la amistad y explican por qué es importante y beneficioso que los padres la promuevan en sus hijos.

 

El Día del Amigo fue impulsado por el músico, odontólogo y profesor de psicología argentino Enrique Ernesto Febbraro quien se inspiró en la fecha en la que un hombre pisó la luna por primera vez: El 20 de julio de 1969. “Viví el alunizaje del Apolo 11 como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y al mismo tiempo me dije que un pueblo de amigos sería una nación imbatible”, supo explicar en una misiva que envió a 1000 personas alrededor del globo. Recibió la respuesta de 700 y el 20 de julio se instaló como tradición que los adultos aprovechamos para reunirnos con amigos. Pero podemos aún hacer más por la amistad, por ejemplo, transmitirla como valor a nuestros hijos. 

 

“Promovemos la amistad como una conexión y sintonía con el otro basada en la comprensión”, dice Cristóbal Viedma, quien es Cofundador y CEO de Lingokids, la plataforma global de aprendizaje de inglés para niños de edad temprana desde donde consideran que “derribar las barreras del lenguaje es la clave para crear un mejor futuro para las generaciones más jóvenes, ya que no solo se producirán mejores oportunidades educativas y profesionales sino también mejores conexiones humanas con otras personas independientemente del lugar de donde sean”.

 

“Lo bello de la infancia es que debido al colegio la mayoría de tu tiempo lo pasás con tus amigos y obviamente eso genera muchos recuerdos. Lo que vivís en la infancia e incluso los sueños que tenemos de chiquitos sobre cómo seremos de adultos influye sobre la personalidad que tendrás y la amistad es lo más importante que tenemos”, afirma Timothée Jauffret, Co-Fundador y COO de Bambox (Baby and Mum Box), una startup argentina con sello francés que facilita comprar productos para bebés y niños pequeños a precios de promoción sin moverse de casa y que pretende convertirse en el mejor aliado de mamás y papás. La importancia que para él tiene la amistad lo llevó a crear su actual empresa  en colaboración con dos de sus amigos: Charles Carette y Rémi Beaufils. “Siendo extranjeros en Buenos Aires, los amigos que tenemos acá son como nuestra familia y podemos contar con ellos siempre, sin ser juzgados”, asegura Jauffret.

 

Para ambos la amistad es una guía vital de cara a la vida adulta y laboral. “La comunicación es la clave de la amistad y ese valor es algo que te ayudará en la vida adulta, incluso en ambientes laborales, ya que si tenés una relación de amistad con tus compañeros de trabajo las ideas se comparten más, los problemas se solucionan más rápido y los empleados en general están más felices y al mismo tiempo, más productivos”, consideró Viedma de Lingokids sobre la razón por la que a los niños se les deben transmitir los valores de la amistad como son “la lealtad, el coraje, la honestidad y la curiosidad”; cualidades que considera son las más importantes que comparten a la hora de medir tanto a un buen amigo y como a un buen profesional.

 

 

Jauffret expone que aunque por ahora ninguno de los fundadores de Bambox tiene hijos, su startup surgió con la idea de ayudar y acompañar a sus amigos que están atravesando las primera etapas de la paternidad. “La paternidad es realmente un momento en que necesitás amigos de verdad. Una cosa que notamos y un sentimiento que nos compartieron muchos es que cuando tenés un bebé al inicio estás muy aislado; tus amigos no te quieren molestar y no te llaman, no podés estar en todas las juntadas, estás muy cansado y ocupado; y creamos Bambox para ayudarlos a vivir su maternidad o paternidad y que puedan seguir teniendo su vida de antes. Una cosa no debe tapar la otra y, entonces, como amigos buscamos actividades que podemos hacer todos juntos y no aislarlos”, explica. En contrapartida, agrega que les fue fundamental contar con el apoyo de sus amigos para enfrentar los tabúes de “ser varones, franceses y querer dedicarse a vender pañales en Argentina”. “Hace casi dos años que decidimos emprender y nos lleva una dedicación muy grande con la que además estuvimos más lejos de lo normal de nuestros amigos que además nunca se frustraron por eso o se sintieron olvidados. Valoro mucho eso de mis amigos”, dice. La tradición argentina de la amistad los recibió, además, con asados a los que se acostumbraron muy rápidamente; y por eso desde su nuevo rol de emprendedores especializados en productos para los más chiquitos de la familia dicen que son los primeros en recomendar enseñar a los más pequeños los valores de la amistad. De hecho, para este mes de julio sacaron un programa de recomendación para que los papás y mamás amigos que se compartan Bambox puedan beneficiarse entre ellos mediante regalos y descuentos especiales.

 

Viedma concluye “la clave de la amistad es la comunicación y desde Lingokids nos gratifica derribar las barreras del idioma construyendo lazos alrededor del mundo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.