Picada para disfrutar de un Mundial saludable Por la Dra. Virginia Busnelli

Por la Dra. Virginia Busnelli (MN 110351), Médica especialista en Nutrición. Directora Médica de CRENYF.

Se aproxima el momento del año más esperado, todos los argentinos nos uniremos a apoyar a nuestra selección que el sábado 16 de junio se enfrentará a Islandia en el primer partido a las 10 de la mañana, dando comienzo a nuestros rituales típicos y casi religiosos de juntarnos con amigos a ver fútbol y por supuesto a comer algo rico, esperando siempre la posibilidad de alzar la voz con gritos y abrazos que nos permitan festejar un triunfo.

Tradicionalmente la comida ocupa un lugar central en este tipo de situaciones, reuniones sociales en las que nuestro cerebro aprende a asociar una recompensa de placer que le otorga el comer. Así, la propaganda, el mundial, la cerveza y la picada, anticipan lo que va a llegar: nuestro cuerpo y cerebro aprenden que ingerir es gratificante y lo memoriza. Es por eso que en el ambiente en el que hemos comido un rico alimento, genera un clima que es más bien emocional, no de hambre real; es la búsqueda de amigo, compañía, afecto, comida y bebida como obtención de placer. Por lo tanto, en estos momentos, nos gratifica no solo el encuentro con nuestros amigos que está por llegar, sino también la opción de planificar comer algo rico.

Pero comer algo rico, no implica comer algo poco saludable y altamente calórico. Las picadas suelen prepararse de acuerdo a nuestros gustos y con lo que se tenga a mano, y en general incluyen muchos alimentos de alto contenido en sal, grasa (no de las saludables) y calorías, como embutidos, chacinados y productos empaquetado.

Por eso, proponemos que planifiques estos encuentros y ofrecemos esta idea maravillosa, deliciosa y super saludable para que disfrutes de un momento nutritivo y de deporte junto a quienes amas.

Picada saludable Mundialista

Podes utilizar :

ü  Variedades de quesos duros o semiblandos, preferentemente descremados, algunos de ellos puedes recubrirlo en algún pescado rico en omega 3 y omega 6.

ü  Quesos untables bajas calorías con mini tostaditas.

ü  Endibias y palta: La idea de incorporar verduras a las picadas suele ser maravillosa, como aporte de fibra y también de volumen, otra buena opción es hacer mini brochettes de tomates cherry, albahaca y queso en mini palitos. Se pueden cortar zanahorias en tiritas, apio en palitos y preparar una crema para acompañarlos de queso crema descremado y ciboulette picado.

ü  Frutas frescas: La combinación de las frutas con los quesos realmente es una opción súper exótica y exquisita que deleita a los comensales, principalmente si se combinan con uvas, cerezas o arándanos.

ü  Frutas secas: El toque final de elegancia y aporte de nutrientes para completar ésta maravillosa picada mundialista son las frutas secas, podes usar las que prefieras y usarlas para la decoración final.

Solemos modular lo que ingerimos más allá del hambre real. Es decir, la mayor parte de nuestras decisiones relacionadas con la comida y con la bebida no tienen ningún tipo de relación real con el hambre ni con la necesidad de aportarnos energías a nuestro cuerpo. En este caso, comemos por emoción, en búsqueda de la obtención de placer que nos da esa recompensa tan linda que nos hace felices. El camino no es abolir el placer, es cambiar. Es tener alta disponibilidad de lo rico y saludable que nos permita además de la felicidad, cuidar nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.