Crítica “Como arena entre las manos” por Marcela Fittipaldi

Una obra recomendada para aquellos que pasaron los 40. Recuerdos, vivencias, sensaciones, nostalgias, afectos, tradiciones… la vida misma son convocadas en esta pieza.

Un desafío profesional para Ana María Cores que está en escena en forma permanente generando emoción y empatía con el espectador. Tal vez, si el léxico fuera más llano, éstas estarían presentes en forma permanente.

La escenografía minimalista cobra protagonismo gracias a la interpretación de la actriz que con su cuerpo logra dar vida a cada elemento que la rodea.

Una composición que se queda “rumeando” en nosotros.

Marcela Fittipaldi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.