En América, 3 de cada 10 personas no acceden a la atención de salud por motivos financieros

En el marco del Día Mundial de la Salud que se conmemora el próximo 7 de abril bajo el lema “Salud para todos”,  la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide a los líderes de cada país que se comprometan a adoptar medidas para promover una cobertura sanitaria universal (CSU). Fundación Barceló contribuye a la problemática difundiendo información a tener en cuenta.
Actualmente, los países americanos invierten un promedio del 3,8% de su riqueza (PBI) en salud, lo que implica menos del 6% recomendado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Solo cinco asignan más del 6% de su PBI al gasto público en sanidad, y Argentina es uno de ellos. Según el documento de indicadores básicos 2017 que elabora el Ministerio de Salud de la Nación, la OPS y la OMS, en nuestro país el gasto público consolidado en el área alcanza el 7,73%, representando una enorme oportunidad para mejorar el acceso y la calidad de salud en el país.
Aunque gran cantidad de países están invirtiendo en la cobertura sanitaria universal (CSU),  más de la mitad de la población mundial no puede acceder a los servicios de salud que precisa.  La CSU se logra cuando todas las personas, en cualquier lugar, pueden tener acceso a los servicios esenciales y de calidad sin tener que pasar dificultades financieras. El concepto de “salud para todos” abarca promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación, y cuidados al final de la vida. Todos deben ser de calidad, integrales, seguros, eficaces y asequibles. Esto no implica únicamente tratamientos médicos, atención sanitaria y la financiación del sistema de salud, sino también todos aquellos componentes del sistema como centros de salud, campañas de comunicación, tecnologías sanitarias, sistemas de información, mecanismos de garantía de la calidad, la gobernanza y la legislación, etc.
 
Fundación  Barceló invita a que los ciudadanos contribuyan mediante un diálogo sobre ideas y políticas públicas que ayuden a que su país alcance y mantenga el acceso para la totalidad de la población. Algunas ideas son:.
  • Invitar a participar a organizaciones que colaboren en hacer llegar las necesidades a los responsables locales
  • Compartir sus vivencias con los medios de comunicación y a través de redes sociales.
  • Organizar foros de debate para que afectados y responsables puedan interactuar sobre el tema.
Por último, desde Fundación  Barceló recuerdan la importancia de estar atentos siempre a enfermedades que pueden ser origen de brotes epidémicos como es el caso de la fiebre amarilla en Brasil, o el sarampión en nuestro país, dónde hace 18 años no había casos autóctonos. Estas enfermedades, que son prevenibles por vacunas, nos obligan a recordar que es imperioso mantener actualizados todos los esquemas de vacunación para todas las edades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.