Aparece en un garaje un Ferrari Long Nose de 1966 sin usar desde hace más de 30 años

Ferrari 275 GTB de los denominados “Long Nose” o “Nariz Larga”.

David Arroyo @davidarroyovarg

 

Uno de las más buscadas “berlinettas” de Ferrari, un 275 GTB/4 “Long Nose” con carrocería de aluminio, ha sido encontrada en un garage en Estados Unidos tras 27 años de inactividad. Una pieza excepcional que saldrá a subasta en Amelia Island el próximo marzo con dos millones y medio de dólares como precio de salida.

Pasó 27 años de inactividad abandonado y cubierto de polvo en un garaje de Carolina del Norte, y ahora ha salido a la luz uno de los más buscados y originales Ferrari de la época de los 60. Se trata de un 275 GTB de los denominados “Long Nose” o “Nariz Larga” por su frontal prolongado, y cuya singularidad puede hacerle alcanzar un precio tan elevado que incluso ha dejado sorprendido a su dueño, el “causante” de este pecado imperdonable que ahora se ha transformado en sorpresa, milagro y alegría.

El Ferrari fue encontrado en un garaje de Carolina del Norte.

Y es que su precio de salida en la próxima subasta de Amelia Island, Florida, el próximo día 9 de marzo, se ha fijado en los dos millones y medio de dólares (unos 2.024.000 euros) y se espera que sea adquirido entre esa cifra y un máximo de 3.250.000 dólares (unos 2.630.000 euros).

Varias son las razones de ese elevado coste. La primera es que la “trazabilidad” de la historia de esta unidad está asegurada por documentación y los números de chasis 08125 y de motor 980/64 perfectamente detectables en diversas partes del mismo. Por otro lado, su carrocería le hace muy especial. Ferrari comenzó fabricando 453 unidades de los 275 GTB primigenios, encargando después a Carrozzeria Scaglietti una evolución del mismo, denominada 275 GTB/4, que luego se daría en llamar “Long Nose” por su frontal algo más alargado. De ellos, tan sólo 80 montaban otra evolución más, una carrocería de aluminio, que incrementaba su deportividad y que este modelo en concreto posee.

Se sabe que esta “berlinetta” fue adquirida en Milán en 1966, el mismo año de la presentación del modelo en el Salón del Automóvil de París. Se compró además en unos colores poco habituales, combinando perfectamente su exterior en Argento Metallizzato (Plata Metalizada) con un interior de piel azul, que hoy le aportan otro toque más de exotismo y exclusividad. Tras pasar por diversos dueños fue adquirido en 1982 por su propietario actual, que sólo permitía que lo cuidase su amigo mecánico. Al morir éste en un accidente de motocicleta, el dueño inició los trámites para vender sus dos coches, este Ferrari y un Shelby Cobra 427, aunque luego se arrepintió y finalmente confinó al olvido ambas maravillas que han sido recientemente descubiertas por la casa de subastas Gooding&Company.

Interior de piel azul, que le aporta un toque de exotismo y exclusividad.

El coche ha sido recientemente mostrado en el conocido certamen de clásicos de Ferrari, Cavallino Classic. No ha sufrido restauraciones de importancia y permanece en el mismo estado general que cuando fue encontrado, dispuesto para ser simplemente puesto en condiciones de ser conducido o bien que su próximo y afortunado dueño emprenda una restauración a fondo de todos esos detalles originales que han permanecido inalterados durante el paso de todos estos años.

Fuente autor Expansión/Fuera de Serie: “http://www.expansion.com/fueradeserie/motor/2018/02/16/5a83fede46163faf3f8b45ea.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.