Qué podemos hacer luego de los excesos en las fiestas

Asesoró:

Licenciada Musumeci Sabrina – M.N 7901

Nutricionista- Coach de PronoKal

 

En las fiestas de fin de año inevitablemente hay excesos de comida, que se traducen en una ingesta desmedida de calorías y en el fatal aumento de peso. ¿Qué podemos hacer para compensar esos excesos? Nuestros propósitos de enmienda pueden dar resultados si los acompañamos de un plan détox  para ayudar a nuestro cuerpo a eliminar todas las impurezas  y lograr bajar esos kilitos de más que nos regala diciembre.

PronoKal es un método ideal para limpiar nuestro cuerpo, basado en una dieta proteinada  que  logra desintoxicar completamente a nuestro organismo.  Es un plan alimentario hipocalórico en donde logramos nutrir a nuestro cuerpo con proteínas de alta calidad, vitaminas, minerales y lograr a su vez una quema de grasa constante, que luego será eliminada por orina. A medida que se avanza en el tratamiento, y el cuerpo se desintoxica, se aprenden a adquirir nuevos hábitos alimentarios saludables para que no recuperar el peso.

 

Algunos tips:

 

–        Mantener una regularidad y frecuencia con las comidas. Las personas que comen cada 3 horas tienen menos posibilidades de pasar hambre y de cometer excesos. De ésta manera, evitaremos el picoteo entre comidas.

–        Beber como mínimo 2 litros de agua al día. El consumo de agua, evita el estreñimiento, genera sensación de saciedad y ayuda a desintoxicar el cuerpo.

–        Elegir carnes magras. Algunas carnes tienen más grasa que otras. Es preferible el consumo de pescados blancos (abadejo, brótola, lenguado, corvina, merluza, latas de atún al natural), lomo de cerdo y aves sin piel. En caso de carnes vacunas, recurrir a cortes magros como nalga, peceto, cuadril, lomo y retirar siempre la grasa visible para no incorporarla al organismo.

–        Controlar la porción de carne en el plato. Una porción de carne equivale a 150 g, lo que equivale al tamaño de la palma de la mano sin los dedos.

–        Comenzar el día con un desayuno. El desayuno ayuda a controlar el hambre a lo largo del día. Diversos estudios demuestran que las personas que no desayunan tienen tendencia a pesar más de las que sí han adquirido éste hábito.

–        Controlar la cantidad de aceite crudo. Los aceites crudos utilizados como condimento son imprescindibles para la dieta, pero aportan muchas calorías, con lo cual hay que controlar las cantidades a incorporar. Se recomiendan no más de 3 cucharas soperas al día de aceites como oliva, canola y girasol entre otros.

–        Utilizar medios de cocción saludables, como sartén antiadherente, horno, microondas, baño maría, hervido, parrilla, plancha y evitar todo tipo de frituras.

–        Seleccionar vegetales para incorporar al plato. Aportan vitaminas y minerales necesarios para el normal funcionamiento del organismo. También son fuente de fibra, la cual genera mayor saciedad y favorece el tránsito intestinal. Los vegetales que se pueden consumir libremente con moderación son: acelga, apio, berro, brócoli, brotes de soja, champigñones, coliflor, endivias, espinacas, hinojo, lechuga de cualquier variedad, pepino, morrón verde, rabanitos, radicheta, rúcula, zapallito, zucchini. Todos ellos no aportan grasas y tienen muy pocas calorías.

–        Elegir condimentos que darán más sabor a los alimentos. Se puede elaborar una vinagreta con los siguientes ingredientes: 1 cuchara sopera de aceite, 1 cuchara sopera de vinagre de vino, 1 cuchara sopera de jugo de limón fresco, agua en cantidad necesaria y condimentos deshidratados o en polvo a gusto. Evitar adherezos.

–        Masticar y degustar cada bocado. Comer pausadamente, aprovechando el momento para el diálogo con los demás. Lograremos de ésta forma una mejor digestión.

–        Implementar actividad física. El ejercicio además de ayudar a controlar el peso, regula los niveles de azúcar y colesterol en sangre, manteniendo así, una buena salud

 

 

 

en el organismo. Se puede comenzar con actividades como sacar a pasear al perro, optar por escaleras en vez de ascensores, bajar antes del subte o colectivo, caminatas al aire libre, andar en bicicleta o rollers. Se debe realizar como mínimo 20 a 30 minutos, para que se utilice la grasa como combustible.

–        Controlar el consumo de alcohol y de dulces. Ambos aportan energía sin brindar otra sustancia nutritiva para el cuerpo, razón por la cual se las llama “calorías vacías”.

 

Ejemplo de un día desintoxicante

 

Desayuno:

1 yogur de 125gr + 1 rodaja de pan con queso untable descremado + 1 manzana.

 

Colación: 1 taza té de cerezas

 

Almuerzo:

Ensalada: mix de hojas verdes con zanahoria rallada, tomates cherry, media lata de atún al natural y 1 huevo.

 

Merienda:

1 licuado de frutas ligth (1/2 banana + 4 frutillas + leche descremada + edulcorante)

 

Cena:

Pechuga de pollo (tamaño: palma de tu mano) con zapallitos revueltos con clara de huevo.

 

Ejemplo de un día desintoxicante Pronokal:

 

Desayuno:

Bebida de Cacao Pronokal

 

Colación:

Mousse de coco Pronokal

 

Almuerzo:

Torre de verduras (zucchini, pimiento rojo 25g, berenjenas 25 g)

Condimentar con ½ c de aceite, sal, pimienta, orégano.

Crepe de bacon y queso PronoKal ®

 

Cena:

Zapallito relleno (zapallitos, puerro 50g) Con espinacas al vapor Condimentar con ½ c de aceite, cebolla deshidratada. Sal, pimienta, nuez moscada + Nuggets Pronokal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.