Pizza napolitana, Patrimonio de la Humanidad

El Coliseo, la Alhambra, la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad y… la pizza napolitana. El “arte tradicional de los pizzeros (‘pizzaioli’) napolitanos” ha sido declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Agua, harina, levadura, sal y un oficio muy antiguo transmitido de generación en generación, son los secretos para conseguir que uno de los platos que más se consumen en todo el mundo sea Patrimonio de la Humanidad.

¿Sabías que cada mes se toman 192 millones de pizzas en todo el planeta? Para que nos hagamos una idea, cada italiano toma de media 7,6 kilos de pizza al año, pero es que en España tomamos 4,3 kilos y en Canadá llegan a los 7,5.

Con estos datos en la mano, y teniendo en cuenta que en su país natal, Italia, este sector da trabajo a 100.000 personas, los italianos están de celebración.

El arte los “pizzaioli”, Patrimonio de la Humanidad

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco organismo cultural de la ONU, reunido en Jeju (Corea del Sur), no le ha dado esta distinción al producto en sí mismo, sino al arte de cocinar este plato tradicional, destacando el manejo de la masa de los maestros pizzeros que la lanzan al aire mientras gira y la recogen al caer con el reverso de la mano (para oxigenar la masa, dicen).

Esta práctica es considerada todo un arte y, en la actualidad, se calcula que solo quedan unos 3.000 “pizzaioli” en esta ciudad del sur de Italia. El objetivo de la Unesco al incluir en la lista estos bienes inmateriales es “preservar artes y oficios tradicionales que ayudan a demostrar la diversidad del patrimonio y que podrían correr el riesgo de desaparecer”.

En Italia están eufóricos con sumar un elemento más en las listas de la Unesco. Es el país con mayor número de sitios considerados Patrimonio Material de la Humanidad, con 50 lugares y monumentos, y ahora tienen también uno de los platos estrella de la cocina italiana: la pizza napolitana.

Maurizio Martina, ministro de Agricultura, Alimentación y Silvicultura de Italia, declaró en Twitter: “¡Victoria! La identidad enogastronómica de Italia está cada vez más protegida”.

Se calcula que solo quedan 3.000 maestros pizzeros en Nápoles.

¿Cómo es la pizza napolitana?

La pizza es un plato humilde, comida sencilla elaborada con ingredientes económicos y fáciles de encontrar. Entonces, ¿qué la hace tan especial? Pues como ocurre prácticamente con casi toda la comida sencilla, un experto en la materia consigue la excelencia con muy pocos ingredientes básicos.

Este plato nació en el siglo XVIII en Nápoles, una ciudad que por aquel entonces era muy pobre y donde muchos de sus habitantes no tenían una cocina propia, por lo que se veían obligados a comer en la calle.

Sin embargo esta ‘torta’ de pan que lleva ingredientes básicos encima se ha convertido en todo un emblema no solo de Nápoles sino de toda Italia,  y ha seducido a los habitantes de todo el mundo.

Así es una pizza napolitana.

La pizza napolitana se distingue de la romana por tener una base de bordes gruesos pero ser muy fina, tanto que, a veces, le cuesta soportar el resto de ingredientes.

El principal secreto de este plato es la masa, que debe tener tanto sabor que los ingredientes que la cubren sean más un acompañamiento que los actores principales.

El queso, una buena mozzarella fresca de búfala, es otra de las claves y el horneado, en horno de leña siempre, el tercer secreto. En cuestión del horno es tan importante el utensilio como la pericia del “pizzaioli”,  que tiene que saber cuándo rotar la pizza y cuándo sacarla prácticamente de un vistazo y en muy pocos minutos.

¿La gastronomía es cada vez más importante en la cultura?

Parece que esta tendencia de declarar platos tradicionales Patrimonio Inmaterial de la Humanidad no acaba más que empezar. De hecho, menos del 1 % del Patrimonio Intangible de la Humanidad es gastronómico y todo los platos incluidos en la lista han sido declarados en los últimos seis años.

Todo apunta a que es una tendencia que no ha hecho más que empezar. Algunas tradiciones gastronómicas, como nuestras afamadas tapas, son pura cultura gastronómica del país. También recetas tradicionales, siguiendo con los platos de nuestra tierra nos viene a la mente nuestra paella, que es capaz de hacer que llamemos a la policía si vemos que un cocinero británico la maltrata… ¿No pensáis que merecen estar también en este grupo? ¿Serán las próximas en formar parte de esta lista?

www.miarevista.es: “https://www.miarevista.es/actualidad/articulo/la-pizza-napolitana-es-patrimonio-de-la-humanidad-971512649112“/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.