Los Parques industriales, nueva alternativa de inversión inmobiliaria

Buenos Aires, noviembre de 2017 – Durante el Primer Encuentro de Inversión Inmobiliaria, que el Grupo Adrián Mercado llevó a cabo el 24 de noviembre pasado en el Hotel Hilton de la ciudad de Buenos Aires, Martín Rappallini, Presidente de la Red de Parques Industriales de la Provincia de Buenos Aires, disertó sobre las variadas posibilidades que dan los parques industriales en los negocios inmobiliarios.

En este contexto, Rappallini explicó que la decisión de una Pyme de mudar sus actividades a un Parque Industrial supone integrarse a una comunidad de empresas que se agrupan para obtener beneficios múltiples, como contar con una infraestructura adecuada para su operatoria, bajar sus costos en materia de seguridad, limpieza, seguros y recolección de basura; potenciar la capacitación de su personal, y facilitar el acceso a créditos y beneficios impositivos, lo cual redundará en una mayor seguridad jurídica para el capital invertido.

Es así como los Parques Industriales marcan una nueva tendencia: habilitan la seguridad del uso en el tiempo, de modo que el inversor puede construir sus propias naves para producir o como renta, sabiendo que la importante inversión que realiza hoy en la nave, en la planta de tratamiento, en el sistema anti incendio, en las costosas oficinas de calidad, o en las instalaciones de gas y luz, como mínimo mantendrá su valor más allá de la continuidad como empresa en dicho espacio”, explicó Martín Rappallini durante su disertación.

Asimismo, amplió: “El por qué, entonces, invertir en un Parque Industrial es contundente en cifras. Porque aquel inversor que decide alquilar su nave, obtiene una renta de entre un 8 y un 12 por ciento anual, muy por encima del rendimiento que obtendría de una locación residencial, que ronda entre el 2 y el 3 por ciento, o de una oficina, que puede alcanzar un 5/6 por ciento. El ejemplo concreto sería, que la construcción más la tierra tiene un valor de 1,6 millones de dólares, que se podrá alquilar en unos 5 dólares/m2, obteniendo una renta anual del 11%”.

Por último, Rappallini explicó los distintos tipos de negocios que se pueden desarrollar en el ámbito industrial, pudiendo abarcar desde construcción de naves subdividibles para generar incubación –entre 3.000 y 4.000 mtrs para dividir en 500 mtrs-; de galpones para pymes –de 800 a 1.000 mtrs-; de naves para logísticas pequeñas –de entre 2.000 y 3.000 mtrs-; medianas y grandes –de 10.000 mtrs-; y, por último, construcción para normas LEED (Leadership in Energy & Environmental Design).

De este modo, invertir en un Parque Industrial supone una rentabilidad muy superior a las que ofrecen otras variantes del mercado inmobiliario, con una garantía adicional: la continuidad y seguridad de la inversión en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *