EL CARBON ACTIVADO UTIL PARA TENER UNA PIEL RADIANTE

El carbón activado es un elemento necesario para la vida cotidiana, por su gran superficie de adsorción, retiene y purifica las partículas nocivas para el organismo. En este artículo te contamos qué es y por qué es útil para tener una piel radiante.

Por siglos se ha recurrido al carbón activado, este carbón vegetal poroso que ha contribuido en la medicina natural para tratar enfermedades, limpiar y desintoxicar el organismo. Actualmente, se utiliza también para la potabilización del agua y purificación del aire. En la cosmética, el carbón activado es un componente eficaz para la elaboración de máscaras, shampoos, jabones para las manos, limpiadores o exfoliantes faciales y corporales. El proceso de activación se realiza en laboratorio produciendo un gran número de poros de varios tamaños que luego adsorberán los contaminantes y suciedad de nuestra piel.

Según la Directora Técnica de Natura Siberica Argentina, María Belén Bazante, “diariamente nuestra piel se ve expuesta a contaminantes, suciedad, exceso de aceite y toxinas, que afectan la salud y belleza”. Si no se cuida y preserva adecuadamente, “nuestra piel puede padecer inflamación, decoloración y envejecimiento prematuro”. En este sentido, el carbón activado es un aliado eficaz de la cosmética, “por sus cualidades es un ingrediente efectivo para la protección, limpieza y desintoxicación porque ayuda a adsorber y neutralizar los contaminantes que afectan la piel”.

Beneficios del Carbón activado:

  1. DESINTOXICAR: Adsorbe Impurezas y toxinas.

A través de la piel, de los pulmones y de nuestro sistema digestivo nuestro cuerpo absorbe toxinas, si bien la principal vía para neutralizarlas y eliminarlas es a través del hígado y el riñón, estas toxinas también pueden liberarse en la superficie de la piel transportadas por el sudor. En casi que no se eliminen, se pueden oxidar y causar inflamación y daño a la barrera de la piel. “El carbón activado puede desintoxicar y purificar la piel, adsorbe esas toxinas que son difíciles de eliminar con la limpieza diaria y las retiene hasta el enjuague, eliminándolas por completo”, aclara Bazante.

  1. PROTEGER: contra la contaminación atrapando compuestos orgánicos volátiles (COV).

Los COVs son gases liberados por ciertos materiales que contienen solventes orgánicos, generalmente asociados a la contaminación en interiores por el uso de productos químicos ​​en el hogar o en la oficina. Los COVs también se liberan por el tabaquismo.

La especialista considera que “la exposición de la piel a la contaminación y a los COVs disminuye el agua trans-epidérmica (TEWL), aumenta las posibilidades de reacción a los alérgenos y a una mayor dermatitis, alterando nuestra barrera cutánea. El carbón activado ha mostrado la capacidad de retener los COVs y prevenir su efecto nocivo sobre la piel”.

  1. LIMPIAR: Eliminación de impurezas y grasitud.

Los contaminantes orgánicos que llegan a la piel, el exceso de sebo, la suciedad y los residuos de maquillaje son difíciles de eliminar, se acumulan en los poros o quedan atrapados en las capas superficiales de la piel. Si no se eliminan estas impurezas pueden causar la oxidación de la piel e inflamación, debilitando la barrera cutánea. María Belén Bazante aclara que “la contaminación excesiva y el aumento frecuente de la piel grasa aumentan el riesgo de inflamación especialmente en la piel sensible. El uso excesivo de detergentes y tensioactivos para eliminar la suciedad de una piel cada vez más impura puede desencadenar una dermatitis, con una barrera cutánea debilitada y una piel deshidratada”.

Para evitar el uso excesivo de detergentes, el carbón activado puede complementar la higiene con un enfoque de limpieza más suave, por su mecanismo de adsorción física, retiene las impurezas que luego pueden ser eliminadas con el lavado, sin dañar la piel.

 

Asesoró: María Belén Bazante, Directora Técnica de Natura Siberica Argentina, MN 16799.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *