Cómo prevenir la flacidez del vegano

Seguir una alimentación vegana es una alternativa completa y saludable, siempre que sea controlada por profesionales, gracias a la ausencia de productos procesados, grasas saturadas, harinas y azúcares refinados que implica. Por otro lado, la gran cantidad de frutas, vegetales, cereales integrales y legumbres que sí incluye reducen el colesterol, colaboran con la depuración natural del cuerpo y evitan el estreñimiento, entre tantos otros beneficios.

Aun así, hay algunos aspectos que considerar ya que muchas personas que siguen este estilo de vida, tal como señala la Prof. Dra. Andrea Miranda, médica nutricionista y directora médica de la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral (SAENI), presentan falta de tonicidad en músculos y piel. “Si bien una alimentación de este tipo tiene muchos puntos a favor, es muy común ver pacientes veganos con flacidez mixta. Es decir, cutánea y muscular, que para muchos es considerado una molestia estética”.

Ello tiene su origen en la falta de consumo de carnes y productos derivados de animales como leches y huevos: “No se están ingiriendo proteínas completas, de alto valor biológico, es decir, aquellas que tienen los aminoácidos esenciales, que no están presentes en su totalidad en las proteínas vegetales. Son estos los que construyen y reparan nuestros órganos y tejidos”, explica.

La buena noticia es que la forma de combinar los alimentos de origen vegetal puede compensar esta deficiencia. “Al consumir legumbres con cereales podemos obtener proteínas de calidad. Un buen ejemplo de esto es mezclar arroz con lentejas en las preparaciones, lo que ayuda a obtener una proteína completa como la de la carne, pero sin ser excesiva”, dice Miranda. Además, recomienda el consumo de semillas, legumbres y leches de almendra o soja como excelentes alternativas.

¿Qué  otros nutrientes no deben faltar en una dieta vegana?

Para finalizar, la especialista reafirma la necesidad de realizar planes de alimentación saludable con seguimiento médico para evitar todo tipo de carencias, lo que requiere disciplina y compromiso. En el caso de los veganos, si no se realiza una dieta adecuada, se corre riesgo de sufrir anemia por la falta de vitamina B12 o falta de hierro, ya que el presente en los vegetales es de difícil absorción.

“El Omega 3 presente en los pescados se puede incorporar a través del aceite de oliva y los frutos secos. Estos últimos además incorporan grasas buenas y suman antioxidantes, vitaminas, minerales y calcio de origen vegetal. La exposición al sol ayuda a obtener vitamina D, la que favorece la absorción del calcio de origen vegetal. Por su parte, la vitamina C favorece la absorción del hierro: un mix hojas verdes y legumbres  es muy nutritivo. Por último, el consumo de algas  permite obtener vitamina B12 y pueden ingerirse en polvo o frescas”, aconseja la médica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *