Salones con toques en naranja y rojo

Una pared o una butaca roja, flores o cojines anaranjados… Salpica tu salón de toques rojos y él te regalará calidez, alegría y mucha personalidad

Si estás leyendo esto, eres una persona enérgica y con confianza en ti mismo, o te gustaría serlo de verdad. ¿Cómo lo sabemos? Porque el rojo y el naranja nos atraen cuando nos estimula la idea de ser atrevidos. Y a ti, hoy, te estimula, así que vamos a seguir azuzando tu yo más positivo con algunos de nuestros salones más vitales. Coge ideas y dale al tuyo pinceladas en rojo o naranja. Además, estarás poniéndolo de moda porque, entre las nuevas tendencias de temporada, estos colores van a romper.

¿Una apuesta complicada?

Para nada. El naranja y el rojo, precisamente, son ideales para combinar con colores blancos, neutros y grises. Vamos, con los tonos más solicitados a la hora de pintar paredes o de escoger los tejidos del salón.

00436925

Con ligeros toques, logras muchíiiiisimo. Mira este salón. Muebles y paredes en blanco y madera clara, y tejidos en beige y tonos tierra. Engamado, sí, pero tristón si no tuviera los puntos de color de flores y, por supuesto, del plaid y el cojín rojos. Solo dos piezas y sin embargo… ¡qué protagonismo cogen! Es el poder del rojo.

S.O.S.: un salón que cura

  • Dale toques rojos si… sueles llegar a casa y lo primero que deseas es quitarte los zapatos y tumbarte en el sofá. El rojo ayuda con los problemas de circulación sanguínea. Pero ten cuidado si tienes tendencia a sufrir ansiedad, porque el rojo podría hacerte flaco favor…
  • Dale toques naranjas si… sueles llegar a casa cansado, porque restablece el equilibrio del cuerpo y disminuye la fatiga. También ayuda en casos de problemas respiratorios. Y si tiendes a la melancolía, es tu color ideal porque aumenta el optimismo y te empujará a ser más impetuoso.

Y tras un tema, otro…

La conversación se alarga hasta las tantas de la madrugada en los salones más cómodos, pero también, curiosamente, en los que cuentan con toques naranjas. ¿Y eso? Porque el naranja es un color abierto, happy y estimula las conversaciones.

00438516

No necesitas pintar las paredes de naranja para conseguirlo. Solo darle algunos puntos naranjas a tu salón. Quizás unos cojines, un plaid o simplemente unas flores naranjas pueden conseguirlo. Pruébalo y nos lo cuentas.

Test: Dime cómo eres y te diré cómo pintar tu salón

¿CUÁL ES TU COLOR?

Test: Dime cómo eres y te diré cómo pintar tu salón

¿Por qué no?

¿Te atreves a pintar una pared roja? ¿Lo ves exagerado? Depende del tono de rojo y de cómo lo combines. Como pareja cromática, ya hemos hablado de la gama de colores ideal –blancos, beige y grises–, pero ¿qué hay de los tonos de rojo? Deja a un lado los más chillones y apuesta por tonos mate y empolvados. El efecto será inspirador.

00438066

Si optas por pintar una pared en rojo, evita añadir muchos más detalles de este color para que no abigarre y “ahogue” con su presencia.

Tan cálido, tan acogedor

El naranja y el rojo son los colores del fuego, del hogar, por lo tanto, acogedores al 100%. Pero también estimulantes. Según la cromoterapia, el rojo impulsa la actividad, así que, si quieres un espacio vivo pero en el que poder descansar, compénsalo con otros tonos relajantes como el verde.

00446875

si tu salón comparte espacio con el comedor, también ve con cuidado con el rojo porque abre el apetito. Piensa, si no, qué color domina en los restaurantes orientales, en los que la simbología del color –y de tantos otros temas– es tan importante. En cambio, en este caso, el naranja es muy apropiado porque crea un espacio amable que invita a ser sociable. Eso sí, si tu salón es pequeño, no lo llenes de naranja y deja este color solo para dar toques sutiles con los complementos decorativos porque crea un efecto óptico por el cual los espacios se perciben más pequeños.

Ahora… ¿quieres ver más salones decorados en tonos rojos y naranjas? Entra en nuestra galería de imágenes. Te esperan diez salones cálidos y vitales. Que los disfrutes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *