Urgencias oftalmológicas: mi lamentable experiencia con final feliz

El martes por la tarde, recién llegada de Cariló, un ojo me molestaba levemente y lo tenía algo enrojecido. Voy a la urgencia del Malbrán. Cuando me está por revisar le comento al oftalmólogo de guardia que tengo la mala costumbre de no sacarme los lentes de contacto para dormir -horror de mi parte-. Sin colocarme las gotas pertinentes pongo mi cara en el biomicroscopio, -o lámpara de hendidura- y el diagnóstico no se hace esperar: úlcera de córnea ojo izquierdo. Antibiótico cada 3 horas y lágrimas para lubricar. Al día siguiente el ojo empeora visiblemente. Vuelvo a la guardia a las 24 horas. Otro profesional me dice previa colocación de gotas: “no hay más úlcera de córnea. Ahora tiene conjuntivitis alérgica. Sumemos un antialérgico”. Al día siguiente amanezco con el ojo edematizado, dolorida y lagrimeando constantemente. Llamo a mi oftalmólogo del Malbrán y me hace decir que vaya a la guardia otra vez ya que tenía una agenda muy complicada. Que avisara si era necesario hacer una interconsulta con él, que lo llamaran. Vuelvo y me atiende el médico que me dio el primer diagnóstico sentenciándome: “tenés conjuntivitis viral”. Tengo el ojo cerrado, me duele… “si te puede durar 5 semanas. Es el proceso normal. Seguí con el antibiótico” afirma.

Salgo de allí pensando: “en 3 días tuve 3 diagnósticos diferentes y estoy cada vez peor”. No dudo ni un instante y me dirijo al Centro de ojos de la calle Azcuénaga. Relato todo lo vivido, la médica empieza a sonreír, coloca las gotas pertinentes y el diagnóstico no se hace esperar: “hiciste una queratitis por contacto -por el uso de las lentes- que derivó en una conjuntivitis viral. Tenés que hacerte un Duo Decadron intramuscular ya para bajar la inflamación del globo ocular. Sumemos al antibiótico 4 veces al día gotas antinflamatorias y descongestivas ya que está muy traumatizado el ojo. El otro ojo tiene lo mismo pero en menor grado. Te espero el martes”.

Los tiempos cambian…los médicos de excelencia nunca….la mediocridad… abunda.

2 Responses to Urgencias oftalmológicas: mi lamentable experiencia con final feliz

  1. Antonella dice:

    Hola Marcela . Me gusto mucho tu relato porque me ocurrió lo mismo.3 veces me dijeron cosas diferentes, yo me lastime con un basurita. Pero tarde 7 días en encontrar al oftalmólogo que me agregara duodecadron al tratamiento, ayer 26 abril 2018.

    Como conclusión que podría aplicarse a la vida
    “No hay que quedarse , sentir dolor no debe ser normal , hay que seguir en busca de un mejor diagnostico y tratamiento ”

    Saludos Antonella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.