Cómo encontrar a la niñera perfecta

Para aquellos padres que deben dejar a sus hijos para afrontar su jornada laboral, la niñera puede ser la solución más flexible y satisfactoria, pero no es tan fácil encontrar a la Mary Poppins de los sueños.

Los temores de una madre (así como un padre) son más que comprensibles cuando es preciso dar este paso. Sin embargo, hay algunos consejos a tener en cuenta para optimizar el tiempo que invertís en la búsqueda y tomar una decisión satisfactoria.

 

  1. El boca a boca es siempre muy apreciado por las madres: ¿qué mayor tranquilidad que la de otro padre que te diga: “Esa niñera es buena, seria, amable!”? Hoy en día, las referencias también pueden encontrarse en línea, a través de plataformas digitales como Tuniñera.com, que conecta a las familias con babysitters en la zona gracias al servicio de localización geográfica que brinda este tipo de websites. Estos sitios permiten a cada niñera cargar una tarjeta en la que describa su vida y su experiencia e, incluso puede compartir allí referencias en caso de contar con ellas. Desplazarte a través de esta rica lista de aplicaciones puede ser una buena base para iniciar la búsqueda y selección, ¡y hacerla vos misma!

 

  1. Es conveniente que puedas identificar 2 o 3 cuidadoras potenciales y concertar citas individuales, de ser posible se recomienda hacerlo en presencia de los niños; de esta forma te será posible observar el enfoque y la manera en que se relacionará y se expresará con tus pequeños. Si hay armonía, ¡florecerá desde el primer momento!

 

  1. No dejes de lado nada en esta reunión: solicitá información detallada sobre sus experiencias anteriores y acerca de los juegos que más les gustan, pasiones y sobre cómo interpretan el concepto de educación. Centrate en cuestiones específicas en función de la edad de tus hijos: por ejemplo, ¿sabe cómo cambiar los pañales y hacer las comidas? ¿Qué idiomas maneja? ¿Qué entrenamiento ha tenido?

 

  1. Tener una idea clara acerca de las necesidades propias de tu familia: Si estás interesada en una persona que también haga las compras y la limpieza de la casa, comenzá acordándolo. No todas las niñeras están dispuestas a realizar estas tareas. ¿También ayudará con la tarea de los chicos? ¿Tendrá que acompañarlos a las diversas actividades en las que están inscriptos?

 

  1. Comprobá si cuentan con conocimientos básicos de primeros auxilios, maniobras de salvamento como ser un desbloqueo o RCP, puede ser importante.

 

  1. Pautá todo lo relacionado al pago del servicio, es relevante para evitar los malos entendidos: si la compensación se realiza a finales de mes, si la proporción varía en el caso de horas extras, si el almuerzo está incluido -en el caso de las niñeras que realizan jornada de día completo-.

 

  1. Una vez que hayas hecho la elección, date un período de prueba ante la presencia de un padre o un abuelo y luego poco a poco, dejala a solas con los niños durante períodos cada vez más largos. También la experiencia de ir a la plaza puede ser útil para tu evaluación final.

 

  1. Normalmente, el instinto materno no falla, pero de surgir cualquier duda o si los niños comienzan a tener un comportamiento inusual, entrar en alerta nunca está de más. Teniendo en cuenta el aviso adecuado, podés pensar en dejar ir a esa niñera y buscar una nueva solución. Tal vez a través de la web con el fin de acelerar la búsqueda de una persona que viva en los alrededores y tenga un perfil que corresponda en realidad a tus deseos.

 

Más información: www.tuniñera.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.