Adiós al ruido: el relax se impone para el after office

Cada vez son más los amigos, los colegas o las personas solas que salen de la oficina y buscan un verdadero momento de esparcimiento lejos de la multitud y el ruido. Aprovechando esa tendencia, los centros de estética amplían su horario de atención y ofrecen propuestas express para un público que quiere aprovechar el tiempo al máximo y terminar renovado el día laboral.

 

 

 

Ahora, el after office se comparte con poca gente. Con propuestas innovadoras y un amplio horario de atención, los centros de estética encontraron un espacio para sumarse a esta moda.

Aún en la ocupada agenda de estudiantes, profesionales y ejecutivos, es posible encontrar un hueco para las rutinas estéticas: muchos han elegido destinar la franja entre las 18 y las 21 horas para tal fin.

Hombres y mujeres, la mayoría entre los 30 y los 50 años, eligen a los centros de estética urbanos para olvidarse del día de trabajo y, de paso, mejorar aquellas zonas del cuerpo con la que no están del todo conformes. “Aproximadamente un 40% de nuestros clientes cierran su día laboral con una rutina de belleza y la cifra va en aumento” afirma Ricardo Ghigliazza, CEO de Bioesthetics.

La falta de tiempo, el stress laboral, la necesidad de tener un momento de descanso y la llegada de aparatología de última generación que permite obtener resultados en pocas sesiones, son algunas de las variables que explican esta tendencia.

Quienes dedican una vez a la semana a estos tratamientos suelen elegir Venus Legacy 4D: un  equipo para trabajar el cuerpo y rostro el mismo día que ayuda a modelar la adiposidad y tensa la piel dándole un mejor aspecto. Actúa con radiofrecuencia multipolar y brinda un calor rápido, sin dolor y homogéneo con la tecnología de campos magnéticos pulsados.

Para aquellos que destinan 3 veces por semana a relajarse en un centro de estética, lo más recomendable es el Bodyter Premium: un sistema de electrodos de última generación que permite ejercitar los músculos y dar firmeza al cuerpo, permitiendo tratar la adiposidad localizada y remodelar el contorno.

También hay casos de personas que tienen en su agenda importantes reuniones o eventos sociales y reservan los últimos turnos del día para realizar limpiezas profundas con punta de diamante y exclusivas cremas francesas. “Es importante mencionar que nuestros tratamientos no son invasivos y que no producen enrojecimiento ni dejan marcas visibles en la piel, al salir de Bioesthetics se puede seguir con cualquier otra actividad” comenta Ghigliazza.

Los tratamientos y opciones son variadas, solo se trata de esperar hasta el próximo fin de la jornada laboral para transportarse rápidamente al oasis de relax en plena ciudad y continuar la semana con energía renovada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *