La calle, espacio donde conviven la belleza, el arte y el activismo

En Buenos Aires, las paredes son el nuevo pizarrón. Cynar lo sabe por ello pensó en desarrollar vínculos más estrechos entre el público y los artistas

a través de paseos artísticos, exposiciones y comisiones de arte.

Las paredes porteñas alojan uno de los movimientos de arte urbano más activos de América Latina. Es así que año tras año llegan al país artistas de todo el mundo para convertir muros grises en un museo al aire libre. El desafío de esta propuesta avalada por Cynar es conectar a más personas con esta fascinante escena para descubrir el barrio desde otro lugar.

En la Argentina, “Las instituciones tardaron en darse cuenta de lo que está pasando en el ámbito cultural a nivel mundial. Por eso, los artistas urbanos estuvieron apartados del circuito tradicional durante muchos años”, explica Victoria Tolomei, Curadora de Arte y Brand Manager de Cynar.

Si bien hay joyitas que intervienen la ciudad aquí y allá, y sorprenden al paso; en Villa Crespo el arte urbano es muy bienvenido. Por ello, se puede encontrar en sus paredes las más interesantes y variadas manifestaciones. Jaz, Ever y Pastel, por ejemplo, son tres reconocidos artistas que armaron su taller en la localidad, pintaron a lo largo y ancho del barrio y hoy viajan por todo el mundo. La fisionomía del barrio ofrece cantidad de paredes disponibles para esto, y muchas veces, son incluso los mismos vecinos quienes ofrecen las fachadas de sus casas a los artistas. En la actualidad, el foco está puesto en los desarrollos personales.

La aparición de las redes sociales en el 2012 marcó un punto de inflexión en la historia. De hecho, hoy son la vidriera de exposición de los artistas urbanos. “Sin embargo, si bien es de notar un notable crecimiento del público, la mayor parte de los seguidores son jóvenes. Es necesario que se abra el circuito local para que coleccionistas mayores sean conscientes del movimiento”, reflexiona Victoria con respecto a la propuesta avalada por Cynar.

Si hay algo que destacan los artistas locales como extranjeros es la libertad que hay para pintar. Lo que en otros lados es imposible, acá se tolera y se celebra. Para Jaz, “es imposible comparar la libertad que hay en la Argentina con la que hay en Estados Unidos, Canadá o Europa. Por eso acá se pinta tanto”.

1.jpg

La revista Amo Villa Crespo (AVC) junto a Cynar, ofrecen diferentes recorridos gratuitos por sus tranquilas calles, ideales para salir a caminar o andar en bici. Recientemente, se realizó el Tour del Graffiti junto a Graffitimundo, donde se logró reunir en una sola instancia lo mejor de dos mundos, el arte y la coctelería.

Los vecinos pudieron experimentar una visita guiada que permitió recorrer los principales murales del barrio y revelar la historia que subyace detrás de cada uno de ellos. Además, la ruta buscó dar a conocer el marco histórico del movimiento de graffiti con una mirada profunda de los efectos de la política, la economía y el cambio social en el arte callejero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *