Juguetes del futuro: ¿Qué elegirán los chicos a la hora de jugar?

Jueguetes personalizables, inteligencia artificial y juegos creativos son algunos de los juguetes del futuro. Se trata de artículos innovadores que desafían el ingenio y la imaginación de los chicos a todo momento.

En la actualidad, según las últimas tendencias de la World Toy Fair, los consumidores se han vuelto más conscientes de sí mismos y están a la búsqueda de las últimas tendencias, ya sea en moda, tecnología o entretenimiento, y esto no escapa a los niños. A la hora de elegir juguetes para sus hijos los padres están valorando cada vez más los juguetes didácticos que estimulan su creatividad, que les permitan interactuar con otros, e incluso productos donde intervienen en su diseño o creación, permitiendo una mayor identificación.

 

Estos objetos de deseo están alineados a las tendencias en juguetes y juegos anunciadas por los expertos de la Toy industry en la última Toy Fair:

 

Juguetes personalizados, hechos a medida para estimular la creatividad y la identificación del niño: son aquellos que permiten a los chicos diseñar el juguete;  o participar en el proceso creativo mediante la selección de características específicas del juguete. Esto genera una identificación muy fuerte del niño, siendo la misma compra del juguete un proceso de diversión y creatividad muy beneficioso para ellos. Según los especialistas, todo juego que implique una determinada intervención didáctica es un gran estímulo para el aprendizaje de los niños, ya que les permite desarrollar la inteligencia, la creatividad y la interacción con los demás.

 

Dicha customización puede implicar una completa construcción del juguete o simplemente pequeños cambios y ajustes que significan mucho para ellos. En la argentina una marca local, AMIES (www.amies.com.ar) es pionera en este sentido, ya que permite a las niñas crear su propia muñeca de 47 cm, así como elegir entre una amplia variedad de ropa, accesorios y muebles para la misma. La creación de la muñeca es a través de su página web, donde las niñas eligen el color, estilo y largo del pelo, como así también el color de ojos y hasta puede agregarle pecas y anteojos. Habiendo una variedad de 500 opciones. Esto les permite a las niñas no solo desarrollar la creatividad y divertirse, pero crear un juguete que les permita identificarse y potenciar su seguridad en la interacción con otros niños.

 

Otra propuesta es la impresora ThingMaker 3D, de Mattel, que permite a los niños crear sus propios juguetes utilizando piezas modulares disponibles en la app. Los niños podrá determinar el color o añadir matizaciones específicas. Esta impresora 3D deja trascender el mundo digital y hacer realidad las ideas de los niños.

 

Por otro lado están los juguetes Tecnológicos: Drones, robots, figuras interactivas, aplicaciones de Realidad aumentada, entre otros. En los pasados meses se comenzó a vender el visor de realidad virtual View-Master, inspirado en el Cardboard de Google. Para utilizarlo es necesario escanear con el smartphone las tarjetas que traen los diferentes Experience Pack -kits de contenidos- luego se introduce el celular dentro del visor, el niño se lo pone y comienza a recorrer los diferentes escenarios. Una vez situados en cada escenario los chicos pueden ver videos, imágenes, datos curiosos y participar de juegos.

 

Se destacan también la inclusión de tecnología dentro de los tradicionales  juegos de mesa,
la idea es que con estos juegos se puedan traspasar las brechas generacionales, promoviendo la interacción cara a cara, la socialización y el juego en familia. A pesar de tener una inspiración en juegos tradicionales, se incorpora tecnología como el Monopoly con tarjetas de credito, sin que la interacción deje de ser la prioridad.

 

Y por último están los juguetes STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts and Math):
Tal como su nombre lo indica, son juguetes educativos que pretenden construir conocimientos en relación a la ciencia, la tecnología, el arte y las matemáticas, entre otras áreas. El objetivo es que los chicos entrenen su capacidad de razonamiento, pensamiento crìtico y resolución de problemas; que se puedan divertir explorando, experimentando y descubriendo.

 

Un ejemplo de esto es el reciente lanzamiento de Code a Pilla, de Fisher Price, que ya se vende en Estados Unidos. Es un juguete en forma de oruga que tiene el objetivo de iniciar a los más pequeños en la programación. Está compuesta por pequeños bloques que se unen entre sí mediante USB. Cada bloque seguirá un movimiento determinado según la ubicación que el niño le dé.

 

Esta es una muestra de la evolución de los juguetes, los cuales están virando cada vez más a la innovación que promueve la interacción, desafía el ingenio y la imaginación de los niños. Cada categoría aquí señalada marcará tendencia y son un claro ejemplo del camino que van a recorrer los juguetes en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *