EN PORTO DE GALINHAS, DIVERSIDAD GASTRONÓMICA

Como en las grandes metrópolis, los restaurantes del balneario ofrecen platos con influencias culinarias de todas partes del mundo.

 

Buenos Aires, 12 de abril de 2017- Cuando se trata de gastronomía, Porto de Galinhas se asemeja a una metrópolis por su diversidad de restaurantes. Los menús reciben influencias de la cocina italiana, francesa y además, por supuesto, de la tradicional nordestina. Crepes, pastas, carnes secas, pescados y mariscos son algunos de los sabores que se funden en los diferentes platos que pueden encontrarse en los restaurantes a orillas del mar. Te presentamos cuales son algunos de los restaurantes más visitados por los turistas del mundo entero:

El Bar da Praia Pontal do Cupe es el lugar ideal para encontrar platos, tentempiés o cocktails típicos de la región, además de sushi de tapioca relleno con queso crema y decorado con miel de azúcar y sésamo, todo servido al son de la guitarra, frente a una piscina natural donde las balsas se pierden en el horizonte. El mar calmo invita a todos a practicar diversos deportes acuáticos como kayak, stand up y buceo.

En La Tratoria la sensación es la de estar en una cantina italiana del barrio de Bixiga en Sao Paulo. Las paredes pintadas de color verde y rojo  junto con la iluminación amarillenta contribuyen a la temática del lugar. Se recomienda probar los risottos con frutos del mar, los ravioles o cualquier otro tipo de pasta del menú elaborado por el chef Felipe Barreto.

La Creperie se destaca por su gran variedad de crepes, ¡ofrece más de 43 tipos de sabores! Todos ellos llevan nombres de peces: los de agua salada se refieren a crepes salados; y los de agua dulce a los dulces.

El encantador Domingos Restaurante es una invitación para las parejas. La ambientación en tonalidades doradas junto con el piano, son algunos de los elementos decorativos que inspiran a tener una cena romántica. Más variado que la iluminación son los menús con opciones de ensaladas, crepes, sopas, pescados y mariscos. Vale la pena probar el camarón tropical tirado en aceite de oliva con naranja y pimienta rosa. El mismo se complementa muy bien con la patata palhassom (patata rallada, mezclada con cebolla y mandioca y frita en aceite con hierbas) y con el arroz con pasas.

En un lugar tan paradisíaco como Porto de Galinhas solo puede ofrecerse gastronomía de primer nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *