Tributo a Muhammad Ali en NYC con el apoyo de TAG Heuer

Una velada excepcional y el primer homenaje oficial desde la desaparición del mejor deportista del siglo XX.

TAG Heuer y Muhammad Ali Enterprises honran juntos al legendario boxeador con una gala benéfica en Nueva York.

ü Una gala que contó con la presencia de su esposa Lonnie Ali y de numerosas personalidades del mundo del boxeo y allegados —George Chuvalo y Earnie Shavers que pelearon contra él, Evander Holyfield, Roberto Durán y Julio César Chávez, para quienes fue una inspiración, y muchos más.

ü Los embajadores de TAG Heuer Tom Brady, Henrik Lundqvist y la amiga de la marca Iris Apfel también quisieron estar presentes en este vibrante y legítimo homenaje.

ü Una velada muy emotiva conducida por el boxeador y comentarista Paul «Paulie» Malignaggi en el club de boxeo Gleason’s Gym de Brooklyn (donde entrenó Ali) con la presencia de su fundador y propietario, Bruce Silverglade.

ü Testimonio de Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer, quien le conoció hace cuatro años, en diciembre de 2012, y sin quien esta gala benéfica no habría podido celebrarse.

ü Subasta esa misma noche de una pieza conmemorativa única TAG Heuer de oro en beneficio del Muhammad Ali Center (Louisville, Kentucky) presentada en una magnífica caja exclusiva con un par de guantes firmados por Mohamed Ali.

ü Presentación de una serie especial de relojes de acero TAG Heuer «Tribute to Muhammad Ali», inspirada en el célebre reloj Ring-Master del Museo TAG Heuer.

 

Homenaje a Mohamed Ali

Mohamed Ali no solo es una grandísima figura de la historia del deporte. También es una figura que ha marcado la historia de los derechos civiles. Más de 50 años después de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960, Mohamed Ali sigue siendo uno de los grandes hombres del siglo XX.

Su sentido de la ética, sus técnicas revolucionarias y su valor han contribuido a construir su leyenda. Entre numerosas recompensas y títulos, fue elegido «Deportista del siglo» por la revista americana Sports Illustrated y «Atleta del siglo» por GQ. La ONU le nombró «Mensajero de la Paz», recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de EE. UU. y un premio al conjunto de su vida de Amnistía Internacional.

 

Gala benéfica

Brooklyn, ciudad de Nueva York, 25 de octubre de 2016. Para homenajear al «GOAT» —el Greatest Of All Time o el más grande de todos los tiempos— se ha organizado una gala benéfica en el famoso club de boxeo Gleason’s Gym en DUMBO, Brooklyn, donde entrenó Mohamed Ali. La gala fue organizada por TAG Heuer y Muhammad Ali Enterprises. Los beneficios del evento se han destinado al Muhammad Ali Center.

Estuvieron presentes para la ocasión su esposa Lonnie Ali y numerosas personalidades del mundo del boxeo y allegados, como dos grandes leyendas que pelearon contra Ali: George Chuvalo y Earnie Shavers. Grandes campeones como el americano Evander Holyfield, el panameño Roberto Durán, y el mexicano Julio César Chávez también quisieron estar presentes en este homenaje para testimoniar su inspiración procedente del legado de Mohamed Ali a lo largo de su excepcional carrera.

La familia TAG Heuer

Para completar esta magnífica foto de familia, tres grandes embajadores y amigos de la marca en Nueva York también quisieron ser testigos de esta velada inolvidable junto a Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la División de Relojería del Grupo LVMH, quien conoció al campeón en diciembre de 2012:

 

– El célebre quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra Tom Brady fue el encargado de manejar el martillo de la subasta junto con la comisaria Stéphanie Landess.

 

– El jugador sueco de hockey sobre hielo, uno de los mejores porteros del mundo, que juega en el equipo de los Rangers de Nueva York Henrik Lundqvist.

 

– La empresaria americana, interiorista e icono de la moda Iris Apfel.

 

Paul «Magic Man» Malignaggi condujo la velada.

Un lugar especial: el Gleason’s Gym

El evento tuvo lugar en el mítico club de boxeo del Gleason’s Gym bajo el puente de Brooklyn, el mismo que vio entrenarse a Mohamed Ali y a otros más de 130 campeones del mundo de boxeo, entre los que figuran varias docena de Guantes de Oro.

Desde hace más de 65 años (y actualmente a pocas semanas de su traslado), la sala se encuentra en el primer piso de un edificio corriente de este barrio popular del sudeste de Nueva York. Pero nada más cruzar la puerta, nos sumergimos en el universo del boxeo. Las paredes están cubiertas de carteles de antiguos campeones de boxeo y en la sala hay cuatro cuadriláteros, sacos de entrenamiento y cintas de correr. Por todas partes se pueden ver imágenes de Mohamed Ali. Y el propietario del lugar, Bruce Silverglade, de más de 75 años de edad, explica orgulloso el vínculo existente entre el Gleason’s Gym y el campeón. «Aquí fue donde vino a entrenarse para el combate que dejó a todo el mundo boquiabierto», dijo al evocar el combate en 1964 entre Ali (nacido Cassius Marcellus Clay el 17 de enero de 1942 en Louisville, Kentucky) y el campeón del mundo que ostentaba el título en la categoría de pesos pesados Sonny Liston. Fue en ese combate donde Mohamed Ali empezó a forjar su leyenda al vencer al defensor del título en seis asaltos ante la sorpresa general. Era lo opuesto a Sonny Liston, quien era muy fiero y temible en el cuadrilátero, mientras el joven Ali recitaba poesía y gritaba contra todo el mundo. Todo el mundo quería ver el combate».

 

Un reloj de oro, pieza única conmemorativa

Reunidos en uno de los cuadriláteros del club, todos compartieron sus recuerdos y pujaron por un reloj conmemorativo, una pieza única, presentada por TAG Heuer en beneficio del Muhammad Ali Center (Louisville, Kentucky).

Este reloj de oro, inspirado en el célebre reloj Ring-Master (creado en 1957 y actualmente en el museo TAG Heuer), estaba equipado con siete aros graduados para distintos deportes y entre los cuales figuraba el de boxeo. Había dos graduaciones posibles: una para los combates profesionales con quince asaltos de tres minutos con un minuto de descanso y otro para los combates amateur, con quince asaltos de dos minutos cada uno con un minuto de descanso.

El reloj único «Tribute to Muhammad Ali» se presenta en una caja excepcional que también contiene el estuche especial del reloj, un par de guantes rojos firmados por Mohamed Ali, una medalla conmemorativa y los certificados de autenticidad, todo ello en un maletín a medida de piel con acabado de tachuelas fabricado para la ocasión en Suiza.

Próximamente estará disponible una serie especial de acero «Tribute to Muhammad Ali» en una selección de puntos de venta TAG Heuer en todo el mundo.

unnamed-1

????????????????????????????????????

unnamed-4

????????????????????????????????????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *