¿Qué miran los más chiquitos?

bbtv

Si bien la proliferación de nuevas plataformas como Youtube Kids o Netflix van cambiando la forma en que lo más chicos interactúan con contenidos audiovisuales, los canales de TV siguen teniendo vigencia y se modernizan para competir con nuevos contenidos y nuevos formatos a partir de los aprendizajes que estas plataformas VOD (video on demand o video a demanda) dejan sobre el comportamiento de los usuarios.

 

De por sí, la atención real de niños en edad preescolar frente a una pantalla es cada vez menor y hoy se estima que tiene un promedio de duración de 2 minutos 20 segundos. Por eso los episodios de las series animadas se hacen en formatos cortos para captar esta breve atención. Esto se ve claramente aplicado en contenidos para plataformas online y cada vez es más común verlo aplicado en tv paga o de aire. Un ejemplo es el de Disney Jr, que para su público más joven ofrece, por ejemplo con El Payaso Plim Plim, un héroe del corazónpastillitas o “shorts” que cuentan historias cortas manteniendo la dinámica de los capítulos originales, pero que pueden mecharse en las tandas publicitarias. Lo mismo sucede so el clásico Snoopy que interrumpe la tanda con sus aventuras cortas pero efectivas y transgeneracionales. De esta forma el contenido llega a los niños de manera más efectiva en términos de contundencia de mensaje y de diversión. Así los canales y series animadas, se adaptan o se crean desde el inicio pensadas para los tiempos que corren.

 

A medida que los chicos van creciendo, su capacidad de atención también aumenta. Para niños alrededor de los 5, los capítulos de las series mantienen los clásicos 7 a 8 minutos de duración, como lo hacen los dibujos más vistos por los chicos de esa franja etaria en Tv paga: Paw Patrol, la patrulla compuesta por un grupo de perritos rescatistas es un éxito reciente y efectivo para nenas y varones, lo mismo que sucede en paralelo con Pepa Pig. Más orientado a las niñas se encuentra My Little Pony y Ecuestria Girls, la versión humana de las Ponys que permite extender un poco el target de la audiencia. También cabe mencionar clásicos como Backyardigans para los más chicos y Bob Esponja, que suele extender su audiencia más allá de la primera infancia, ambos se emiten por el canal Nickelodeon.

 

Por su parte, si bien estos contenidos se encuentran también en las plataformas online, las novedades de Netflix suelen estar asociadas con producciones propias basadas en el comportamiento de los usuarios, lo que les da cierta garantía de éxito. Y en el caso de Youtube, además de las canciones clásicas infantiles, otro gran nicho es el de unboxing: Son videos aparentemente caseros, en los que sólo las manos y una voz en off (y en algunas ocasiones niños) muestran juguetes en su caja original y se abren frente a cámara en tiempo real hasta empezar un momento de juego que dura apenas unos segundos. Por lo general, los juguetes salen de huevos sorpresa gigantes que suelen mostrar la temática de los juguetes que contiene. Es un tipo de videos muy visto por los chicos, tanto que la búsqueda “huevos sorpresa” es una de las principales en los motores de búsqueda entre los más chicos.

 

Estos espacios son cada vez más usados por los chicos (y los padres) en busca de entretenimiento “on demand” al instante porque permite encontrar lo que se quiere ver sin demoras y también porque ofrece contenidos específicos y acorde a las necesidades del momento, sobre todo para bebes, como canciones para dormir, para jugar, de aprendizaje y estimulación, contenidos de entretenimiento, relajación, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *