Pasta y Vermut, una pasión bien argentina

Cinzano realizó una nueva edición de #HoyVermut para homenajear a los fabricantes de pasta, un oficio tradicional que se evoluciona con el paso del tiempo.

  unnamed unnamed (1)
Lelé Cristobal de Café San Juan fue el anfitrión y el encargado de preparar los ñoquis del 29 para más de 100 invitados reunidos en el Club William Morris de Palermo. Paralelamente, durante la velada, los asistentes pudieron disfrutar de la elaboración en tiempo real de distintos tipos de pasta fresca y participar, a la vez, de su preparación.
unnamed (3) unnamed (4)

La idea fue rendir un merecido tributo a los fabricantes de pasta por la profunda raíz que tiene este oficio en la cultura popular argentina, que junto al vermú y la pizza, reflejan la huella dejada por la inmigración, sobre todo la italiana, cuya gastronomía se “argentinizó” con recetas y lógica local, que marcó para siempre el modo de comer argentino.

 Una pasión que hoy se encuentra en plena revolución:

Una imagen que se repite son los domingos en familia, empezando con el clásico vermut con soda junto a unas aceitunas y unos fiambres, mientras hierve el agua para los fideos; una salida de viernes en un restaurante italiano, con una pasta de lujo; o cualquier cena hogareña de a dos, con raviolones con firma de autor.

Los amantes de “la pasta” cuentan con un abanico de opciones que van desde los fideos largos y finos, anchos y planos, cortos y rizados. Los deliciosos fusilli al fierrito, los ñoquis del 29, unos pappardelle con hongos. La pasta rellena que se compone de innumerables formas y rellenos, sean ravioles, sorrentinos o canelones, entre muchos otros. Todos, en conjunto, son parte cotidiana de la mesa nacional, herencia directa de una cultura que dejó la inmigración europea, y en particular la italiana.

unnamed (5) unnamed (6)
Hoy en día, estos productos siguen vigentes en la gastronomía nacional de la mano de una nueva generación de profesionales, ya sea en restaurantes o en pequeñas fábricas artesanales de pasta que dejan su impronta a través de rellenos de autor, masas de alta calidad, distintas harinas, investigación y pruebas. La pasta fresca del siglo XXI reconoce lo mejor de una tradición centenaria y se renueva mirando al futuro.

Este nuevo documental de Cinzano brinda un homenaje tanto a quienes siguen elaborando la pasta de manera tradicional como lo hacían sus abuelos, a los nuevos profesionales que innovan con éxito con nuevas propuestas culinarias, sin olvidar a las tradicionales fábricas de pasta barriales que son un fenómeno netamente nacional sin comparación -por su masividad y popularidad- en ninguna otra parte del mundo.

La identidad gastronómica italiana no sólo marcó qué se come en el país, sino también cómo se come: la mesa entendida y valorada como un acto social, el encuentro entre amigos y familia, con el antipasto y el vermut como un símbolo que sella este encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *