ALERTA MASCOTAS: 3 DE CADA 10 PERROS TIENEN PARÁSITOS INTERNOS

perros-y-gatos-624x351

Según estudios recientes*, 3 de cada 10 perros y 4 de cada 10 gatos tienen parásitos internos. De acuerdo a la OMS, las personas y los animales compartimos cerca de 300 enfermedades, de las cuales muchas tienen su origen en los animales, entre los que se incluyen nuestras propias mascotas. En este sentido, especialistas desarrollaron un concepto que establece que la salud humana, la salud animal y la salud del planeta es una sola: ¨Un mundo, una salud¨, que sugiere que al cuidar a tu mascota, proteges a toda tu familia y al medio ambiente. Entérate a continuación por qué.

 

El vínculo cada vez más cercano entre las mascotas, en particular perros y gatos, con sus familias “humanas” vuelve cada vez más imperiosa la necesidad de protegerlos de manera integrada. Por ello, surge una nueva definición de salud a nivel mundial, es decir, los cuidados que hacen hincapié en el bienestar y la prevención de las enfermedades en las mascotas se hacen extensivos para todos los miembros de la familia.

 

Por ello, en los últimos años surgió un nuevo concepto ¨Un mundo, una salud¨, a partir del cual se comenzó a trabajar en conjunto entre médicos, veterinarios y sanitaristas con el objetivo de tomar conciencia colectiva del vínculo que existe entre la salud humana, la salud animal y la salud del planeta. La idea de ¨Una Salud¨ se desprende del análisis de Organismos Internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad para la Conservación de la Vida y otras.

 

Al respecto, el médico veterinario Javier Más, especializado en laboratorio de diagnóstico, docente de la Universidad de Buenos Aires y presidente de AVEACA, sostiene: ¨Se intenta crear una visión cada vez más responsable, profesional y cívicamente comprometida de todos los actores que intervienen en el cuidado de la salud,  lo que le afecta a uno de los tres componentes le termina afectando a otros¨. 

Cuidar a la mascota es cuidar a toda la familia

 

Actualmente, los perros y gatos son casi como un miembro más de la familia, pasaron a estar integrados a la vida dentro de la casa, algunos incluso duermen junto a sus dueños. Los bebés y los niños son los primeros en identificar a ese animal como uno más de la familia, comparten juegos, juguetes, y el ambiente en general. Es un vínculo único, justamente por eso hay que estar muy pendientes de los aspectos sanitarios del perro y del gato.

 

El riesgo en gran parte está dado por los hábitos, pero éstos pueden mejorarse. Hay que tener en cuenta que la precariedad incrementa el riesgo mientras que la higiene, por su parte, contribuye a reducirlo. Asimismo, cumplir con los planes sanitarios, no sólo de los niños sino también el de las mascotas de la casa, es clave. Hay que estar atentos a los refuerzos de las vacunaciones y llevar las desparasitaciones al día que el veterinario recomendó, tanto internas como externas. 

Parásitos internos, números que preocupan

 

¨En el laboratorio de manera diaria analizamos muestras de materia fecal que llegan de pacientes que fueron a consulta. Las estadísticas que manejamos en Buenos Aires y Capital Federal son que de cada 10 muestras de perros, 3 resultan positivas y de cada 10 muestras de gatos, casi 4. Es un número muy alto porque hablamos de parásitos que en algunos casos pueden contagiar a las personas¨, cuenta el especialista.

 

Y resalta: ¨Nos referimos sólo a los animales que llegaron a consulta y se les realizó un análisis. Entonces ¿qué pasa con todos los que no van? Sin ir más lejos ¿qué tan contaminadas pueden estar las plazas o parques donde pasean nuestros perros, donde muchas veces las personas no tienen el hábito de recolectar la materia fecal ni desparasitan a su mascota con la frecuencia necesaria?¨.

 

De acuerdo a la OMS, las personas y los animales compartimos cerca de 300 enfermedades y muchas de ellas tienen su origen en los animales, dentro de los cuales están nuestras propias mascotas. El 75% de las enfermedades emergentes son zoonóticas. Hay enfermedades bacterianas y parasitarias que compartimos. Algunas se contagian en forma directa, otras en cambio, se dan por ingerir algo contaminado con ese agente o bien porque se transmite por algún vector.

 

En ese sentido, se remarca la importancia de la consulta con el veterinario, quién determinará la frecuencia de la desparasitación de acuerdo a la edad del animal, hábitos de vida, si está en estrecho contacto con la familia o si ¨vagabundea¨ mucho. Por ejemplo, si un perro va todos los días a la plaza de la esquina, se lo debería desparasitar mensualmente y no cada 3 meses.

 

“Como veterinarios debemos desempeñar el papel social con el que fuimos asignados, somos agentes de salud, es necesario que mejoremos la comunicación con los propietarios de nuestros pacientes para que logren comprender la importancia que tiene mantener una buena salud de su mascota, ya que lo que le pase a ella, repercute en la salud pública y en el medio ambiente“, analiza Javier Más.

 

Por su parte, la médica veterinaria del Laboratorio Labyes, María Belén Villar, comenta “lo importante es entender que si cuidamos a nuestras mascotas, el beneficio no es sólo para ellas sino para toda la familia. Hoy nuestros perros y gatos son los primeros amigos de nuestros hijos, no le podemos pedir a un nene que cambie la manera en la que juega con su mascota y tampoco va a alcanzar sólo con lavarle las manos. Los hábitos son muy importantes y la desparasitación regular de las mascotas es fundamental para asegurar la prevención”.

 

Villar resalta que también es importante el control de los parásitos externos, vectores de muchos agentes. Las formas adultas de pulgas, garrapatas y mosquitos son los que pican a las mascotas y así transmiten enfermedades, mientras que las formas inmaduras (larvas y huevos) se encuentran en los hogares. Por ello, el tratamiento integral debe contemplar eliminar los parásitos adultos, prevenir las picaduras y tratar el ambiente en forma directa, para realmente cortar el ciclo de reproducción y contagio. ¨De lo contrario, vamos siempre detrás del problema”, asegura la médica veterinaria.

 

Fuente: Labyes.com

(*) Estudio realizado por Diagnotest: Laboratorio especializado en diagnóstico veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *