Rolex revive los ochenta con su icónico Datejust

Caja de 41 mm más ergonómica, retoques en el brazalete y en el...

Caja de 41 mm más ergonómica, retoques en el brazalete y en el frontal y un nuevo calibre son las mejoras del nuevo Datejust 41.

ANDRÉS MORENO

Compartir

Resurge el acabado bicolor. Lo confirma el regreso en acero y oro amarillo del icónico Datejust de Rolex, que viene acompañado de nuevo calibre.

No hay lugar para discusión, el Datejust es el modelo de Rolex más reconocido. Nació recién acabada la II Guerra Mundial y desde entonces ha estado en el catálogo de la firma de Ginebra. Su rasgo más característico es la indicación de fecha de salto instantáneo a la medianoche y siempre acompañada de la lente de aumento Cyclops que facilita la lectura.

Versión Rolesor en acero y oro rosa.

El nuevo Datejust 41 representa una ligera evolución: caja de 41 mm más ergonómica, retoques en el brazalete y en el frontal. Pero la verdadera mejora está debajo de la esfera en forma de nuevo calibre (referencia 3235). Entre sus características destaca una mayor reserva de marcha (hasta 70 horas), mejor rendimiento del órgano regulador y un sistema de carga más rápido y eficiente. Como todos los nuevos Rolex, viene avalado por el certificado propio Cronómetro Superlativo, que garantiza el funcionamiento del mecanismo dentro de una desviación de +/- 2 segundos por día y la garantía internacional durante cinco años.

La primera de las versiones elegida por Rolex para esta nueva generación del Datejust es la bicolor (conocida como Rolesor) en acero y oro amarillo. Sólo hay que echar un vistazo a las novedades del mercado para observar cómo esta moda vuelve con fuerza por el interés de las nuevas generaciones. Además, Rolex remarca ese buscado toque vintage del Datejust acompañándolo de la llamativa pulsera Jubilé, fácilmente distinguible por sus cinco filas de eslabones, con las tres centrales de menor tamaño. Nació también con el Datejust en 1945 y desde entonces ha capeado los gustos cambiantes de la sociedad. Como curiosidad, se acompaña de cierre Oysterclasp, y no del invisible Crownclasp que incluía habitualmente.

El precio, 11.750 euros; 100 menos si se elige con el bisel liso. También se ha presentado la versión Rolesor en acero y oro rosa. Más adelante llegará en acero y oro blanco y sólo acero. Por ahora nos quedamos con esta espectacular versión que nos demuestra que los gustos de hace 30 años se han adaptado mucho mejor de lo que podríamos pensar.

Fuera de Serie-Expansión: “http://www.expansion.com/fueradeserie/relojes/2016/06/24/57693c6c46163f2f328b456b.html“/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *