¿Las comodidades de una casa con las prestaciones un de yate? Ya es posible en Dubái

Cada villa flotante tiene una extensión de 372 metros cuadrados...

Cada villa flotante tiene una extensión de 372 metros cuadrados repartidos en tres plantas y costarán 2,8 millones de euros.

BENJAMÍN G. ROSADO

Todas las comodidades de una residencia de lujo con las prestaciones de un inmenso yate. La segunda edición de las casas flotantes Floating Seahorse de Dubái, del gigante inmobiliario Kleindienst Group, estarán listas para su inauguración después del verano en The Heart of Europe, el famoso complejo residencial de islas artificiales ubicado en la costa del Golfo Pérsico que imita el diseño, la arquitectura y el estilo de vida del Viejo Continente.

La cocina de la villa flotante está perfectamente equipada.

Cada villa flotante tiene una extensión de372 metros cuadrados repartidos en tres plantas, una de ellas bajo el agua y con paredes acristaladas que permiten disfrutar en la intimidad de la vida bajo el mar y los jardines de coral. Cada una de estas Floating Seahorse (es decir, “caballitos de mar flotantes”) costarán 2,8 millones de euros. Más de 200 especialistas y profesionales de 25 paises diferentes han participado en el proyecto flotante Seahorse, que tiene previsto construir 131 de estas villas para 2018.

La planta sumergida cuenta con una habitación principal y un cuarto de baño con bañera independiente y espejos calefactados, además de una habitación y cuarto de baño de invitados. En el piso a nivel del mar es el más tecnológico de todos (domótica, televisión por satélite e internet de alta velocidad) y está divido en diferentes estancias: un comedor, una cocina perfectamente equipada, otro baño y una cubierta exterior con piscina. En el piso superior, los huéspedes podrán disfrutar de las vistas de Dubái dentro de una bañera de hidromasaje con suelo de cristal.

Cuenta con un comedor, una piscina, un bar y una terraza perfecta para pasar el día bajo el sol.

En los últimos años Dubái, que carecía de tendido eléctrico hasta la década de los cincuenta, se ha convertido en la capital del lujo y los excesos arquitectónicos. Las casas flotantes Floating Seahorse son un concepto único y novedoso: unaembarcación habitable sin propulsión que se suma a la inmensa oferta turística que pretende convertir la ciudad emiratí en el gran parque temático para adultos, un negocio boyante para ricos que crece a un ritmo del 5% anual. “El caballito de mar es una especie en peligro de extinción”, comenta Josef Kleindienst, presidente de The Heart of Europe. “Ahora la gente podrá contemplarlos cada tarde”.

La habitación principal y un cuarto de baño con bañera independiente se encuentra en la parte inferior de la villa con vistas al fondo del mar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *