El primer cuatrimestre del año: la metamorfosis del consumo

unnamed

Un sondeo realizado por TrialPanel revela cómo se ha modificado la conducta del consumidor en el primer cuatrimestre del año. 

 

  • El 90% de los encuestados aseguró haber modificado sus hábitos de compra, ante la suba de precios en las góndolas.

 

Buenos Aires, 30 de mayo de 2016.- TrialPanel, consultora de Investigación de Mercado, realizó un estudio para conocer cuánto se ha modificado la conducta de los consumidores ante el aumento generalizado de precios. 9 de cada 10 entrevistados aseguró haber modificado sus hábitos de compra, y tan sólo el 7% no ha cambiado para nada su conducta a la hora de llenar el changuito.

 

Al indagar por los principales cambios que los encuestados debieron realizar, lo más mencionado (con el 63%) fue comprar los días que hay descuentos especiales u ofertas de carga, ya sea 2×1, 3×2, etc. En segundo lugar, con un 57% de las menciones, están los que declaran comprar sólo lo necesario. Un poco más alejados están los que adquieren segundas marcas (39%); aquellos que se acercan a supermercados de descuento (38%); los que compran menos en supermercados y se inclinan más por los negocios de barrio, granjas, carnicerías (27%); los que hacen compras más chicas o la compra diaria (26%); los que compran en mayoristas (20%); los que compran para stockear o en ferias  (17%); y finalmente los que se acercan a las distribuidoras o el mercado central (entre el  6 y 9%).

 

Continuando con la línea del ahorro, 4 de cada 10 consultados modificó los hábitos de compra en general, en todos los productos.

 

Del 60% que modificó sus compras sólo en algunos productos, un 45% lo hace en carnes, un 42% en artículos de limpieza, un 31% en cuidado personal, un 27% en lácteos, un 25% en frutas y verduras, un 23% en productos secos, un 21% en bebidas sin alcohol, y un 17% en bebidas con alcohol.

 

El 68% manifiesta no haber dejado de consumir ningún producto en particular. Sin embargo, el 32% restante aseguró haber suprimido productos como carnes, gaseosas, yogures.

Por último, un 65% declaró esperar las ofertas para comprar principalmente, leches, otros  lácteos, pañales, entre otros productos.

 

Nada se deshecha, todo se consume.

Finalmente, se consultó por los hábitos que tenemos cuando sobra la comida. El 67% de los encuestados declaró utilizarla para el día siguiente, el 45% hacer otras comidas en base a esas sobras, un 33% las usa para viandas del trabajo o escolares, y un 21% junta las sobras de varias comidas y hace un día de sobras.

 

No caben dudas que la suba de precios nos tocó el bolsillo, en mayor o menor medida, y esto se evidencia en los cambios de la conducta de los consumidores argentinos.

 

Estudio realizado sobre una base de 941 casos, hombres y mujeres, mayores de 18 años, de todos los niveles socioeconómicos, residentes en CABA, GBA y principales plazas del país. Fecha del estudio: Mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *