Recomendaciones del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires para embarazadas que viajen a países con Zika

img-embarazadas-y-bebes-01

El ministerio de Salud bonaerense pidió extremar la prevención por la asociación de ese virus con casos de microcefalia y síndrome de Guillain-Barré. Ayer la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia sanitaria mundial. Alertaron a los servicios de obstetricia y ginecología de la Provincia.

Tras la declaración de la “emergencia sanitaria mundial” por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a partir de la expansión del virus zika en varios países de América Latina, el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires recordó las recomendaciones que emitió hace dos semanas: las mujeres embarazadas o con sospecha de estarlo que programen vacacionar a países con circulación viral, deben asesorarse con su obstetra o ginecólogo.

“En línea con lo determinado por el comité de expertos de la OMS en su reunión de ayer, en Ginebra, la Provincia no desaconseja viajar, pero sí le recomendamos a cada embarazada que se asesore con el profesional de su confianza sobre la conducta a seguir, en caso de tener previsto un traslado a zonas con circulación viral activa de zika”, dijo Zulma Ortiz, la ministra de Salud bonaerense.

En consonancia, los expertos de la OMS dictaminaron “que no se debe aplicar restricción alguna a los viajes o el comercio con países, zonas o territorios con transmisión del virus del zika”.

La ministra de María Eugenia Vidal agregó que al cuidarse de contraer zika, las personas se protegerán también contra el dengue y la fiebre chikungunya. “La transmisión de estos virus  se da a través del mismo vector, que es el mosquito Aedes aegypti”, indicó la funcionaria. En ese sentido, sugirió a quienes viajen “protegerse con repelente y renovar su aplicación cada tres horas, Y utilizar tabletas o espirales para ahuyentar a los mosquitos”.

Dos semanas atrás, la cartera sanitaria provincial comunicó a todos los servicios de obstetricia y ginecología de los hospitales de la Provincia que deben asesorar a las mujeres embarazadas sobre los posibles riesgos si deciden viajar hacia regiones con circulación del virus zika.

Además, se les recordó que debe enviarse la muestra para su análisis a los laboratorios de referencia y fortalecer la notificación oportuna a través de la carga de datos del caso en Sistema Nacional de Vigilancia (SNVS) y el Sistema de Vigilancia de Laboratorios (SIVILA). “Ello permitirá emitir una alerta sobre la presencia de un caso sospechoso a las autoridades sanitarias de todos los niveles y movilizar los recursos necesarios para la implementación integrada de las acciones de control de foco en domicilio, peridomicilio, ocho manzanas a la redonda  y en el hospital”, explicó el asesor en Epidemiología de la cartera sanitaria provincial, Iván Insúa.

Al mismo tiempo, desde la dirección provincial de la Mujer, Infancia y Adolescencia del ministerio de Salud se difundió la misma recomendación técnica a las secretarías de Salud y a los referentes regionales de los 135 municipios bonaerenses.

QUÉ PROVOCA

La OMS declaró ayer la emergencia sanitaria mundial por zika a raíz de la asociación observada entre ese virus y los casos de microcefalia en bebés nacidos de mujeres que lo contrajeron durante el embarazo. En Brasil y Colombia ya se registraron más de 4 mil afectados por esta patología, que es una anomalía de algunos recién nacidos cuya cabeza se caracteriza por un tamaño inferior al normal. Esto se debe al desarrollo anómalo de la cabeza del feto en el útero.

A su vez, la Organización Mundial de la Salud reconoce la coincidencia “espacio-temporal” del zika y del síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad autoinmune cuyos principales síntomas son debilidad muscular y hormigueo en brazos y piernas. Puede presentar complicaciones graves si los músculos respiratorios se ven afectados. La mayoría de las personas afectadas, no obstante, la mayoría de los afectados se recuperan.

Los expertos recomendaron a los países afectados por el zika que aumenten la vigilancia de esta enfermedad autoinmune y otros síndromes neurológicos, como el síndrome Fisher, la encefalitis, la meningitis y la meningoencefalitis.

Pero por el momento el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ya anunció que, a finales de este mes, empieza un estudio en Brasil para determinar si existe alguna relación entre la infección por el virus del zika y el síndrome de Guillain-Barré.

Orientación para viajeros

Para prevenir la infección por virus zika se deben evitar las picaduras de mosquitos. Para eso, se recomienda:

–         Utilizar repelente y renovarlo cada 3 horas

–         Utilizar mallas o tela metálica en puertas ventanas.

–         Evitar, en lo posible, estar a la intemperie en las horas de mayor proliferación de mosquitos (a la mañana temprano y al atardecer).

–         Usar espirales, tabletas repelentes y mosquiteros.

–         Proteger cunas y cochecitos del bebé con tules, en especial cuando permanezcan en exteriores.

–          Dormir en lugares que estén protegidos con mosquiteros

En casa, descacharrizar

Cuanto menos mosquitos, menos riesgo de que se transmitan los virus zika, dengue y chikungunya. Por eso, es importante adoptar los siguientes recaudos:

–         Eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos).

–         Dar vuelta objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

–         Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

–          Usar en los floreros productos alternativos (geles o arena húmeda) en lugar de agua.

–         Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.

–         Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

–          Evitar acumular basura, tirarla en bolsas plásticas cerradas y mantener en contenedores cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *