Suponer, la gran mentira

El tercer acuerdo

Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz continúan dándonos unas sencillas pautas de vida paraalcanzar la felicidad, esa felicidad que simplemente nos hará libres. Este tercer acuerdo nos habla de No Suponer.

Nos pasamos el día suponiendo, lo que piensa el otro, lo que puede que esté pasando, lo que ha ocurrido porque ha ocurrido, el tercer acuerdo consiste en NO HACER SUPOSICIONES

Cuando suponemos algo, nos creemos que es real, suponer implica buscarnos problemas y los problemas nos hacen sufrir.

Cuando suponemos nos tomamos las cosas a nivel personal.

El MIEDO nos impide pedir aclaraciones, respuestas, así que hacemos lo más cómodo, mejor suponemos, más fácil ¿verdad? Nuestra mente nos lleva a interpretar y entender mal las cosas, porque la misma historia tiene muchas visiones, cada uno vemos lo que queremos ver y oímos lo que queremos oír.

SIEMPRE ES MEJOR PREGUNTAR QUE HACER UNA SUPOSICION, suponer crea SUFRIMIENTO, preguntar para conocer la verdad te hace LIBRE.

Suponemos en nuestras relaciones personales

Donde más suponemos es en nuestras relaciones personales, suponemos y nunca mejor dicho, que los demás saben lo que pensamos, lo que queremos, lo que nos gusta… así que partiendo de ese hecho, suponemos como deberían actuar si es que de verdad nos quieren… la pelota se ha agrandado.

¿¿¿¿Cómo HA PODIDO HACER ESO?????, ¿no es más sencillo expresar lo que deseamos y preguntar aquello que queremos saber?, así no hay dudas.

La mayor suposición que podemos crear es la de pensar que los demás ven la vida del mismo modo que nosotros, sienten igual, piensan igual, juzgan igual y actúan como nosotros. Por este motivo volvemos a suponer como actuarán los demás, como juzgarán, como sentirán y como pensarán, ya hemos creado otra gran mentira, ya hemos supuesto como actuará la otra persona.

Tenemos miedo a ser juzgados por los demás

Al crear esta idea, hacemos generar un  gran MIEDO a ser nosotros mismos ante los demás porque nos sentiremos JUZGADOS, al igual que nosotros hemos juzgado inicialmente. Es una clara proyección, nosotros suponemos que el otro actuará como yo supongo que debería actuar. ¿Qué lío verdad?

Cuando estamos en una relación, es importante tener claro que el amor verdadero está en aceptar al otro como es, sin tratar de cambiarlo. Por otro lado, ese otro deberá quererte tal y como eres, sin pedirte que cambies.

Si alguien te pide que cambies para poder quererte, es que realmente no te ama. ¿suena duro?, mejor una verdad a tiempo que vivir una mentira que te hace sufrir.

Debemos ser quienes somos.

SI ME AMAS TAL COMO SOY, TOMAME, sino VETE.

El día en que seamos capaces de comunicarnos, dejaremos de sufrir, la única manera de no suponer es PREGUNTAR, pregunta todo lo necesario para que las cosas te queden bien claras, una vez escuches la respuesta ya no necesitarás suponer porque sabrás la VERDAD.

Si bien el otro siempre puede contestar o no a tus preguntas e igualmente tú eres libre de contestar a las suyas.

Practica este acuerdo, la única manera de no suponer, es aprender a PREGUNTAR, liberarnos de la suposición implica encontrar libertad y felicidad en nuestra vida y en nuestras relaciones. ¿lo has intentado?

ENCUENTRA TU VOZ PARA PREGUNTAR LO QUE QUIERES, no supongas más.

Aire: “http://www.aire-soloparamujeres.com/el-tercer-acuerdo.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *