La «pradificación» de Gucci

La casa florentina ve florecer sus ventas con un estilo depurado de corte más intelectual y alternativo

  • Estilo Geek Chic
Estilo Geek Chic – ABC
Maria Luisa FunesMadrid

Se dice, se cuenta, que el estilo abiertamente sexy no está de moda. Cierto es. Pero también se dice que era Tom Ford el responsable de los estilismos más lanzados de las últimas décadas. Y no fue así. Yo, que trabajé a sus órdenes, puedo confirmar que su estilo, en palabras de Ford, era el del «sensual power» o poder sensual de una mujer de mediana edad, profesional, activa y atractiva.

Los desbarres del estilo sexy sin límites estuvieron siempre a cargo deCavalli y Versace, ahora algo de capa caída pero siempre con futuro, mientras haya rusas y principiantes en esto de la moda. Pero es cierto que el«sensual power» de los 90 y de principios de milenio se ha diluido. La misma casa Gucci, a cargo durante un tiempo de Frida Gianinni, vio sus ventas bajar con los repetitivos modelos que la creadora sacaba de los archivos una y otra vez. Ahora que Gucci retoma con fuerza su futuro, a manos de un nuevo gestor, Marco Bizzarri, y de un nuevo director creativo,Alessandro Michele, la casa florentina ve florecer sus ventas con un estilo «pradificado» (véase, similar a la milanesa marca de Miuccia Prada).

La «pradificación» de Gucci, no es más que una respuesta lógica a las nuevas tendencias -de corte más intelectual y alternativo- que imperan en la moda actual. Para que una marca destaque y deje de ofrecer las mismas colecciones que lleva vendiendo durante quince años, es necesario en muchos casos, que cambie de rumbo. A buen seguro, Gucci volverá en el futuro a las andadas del chic clásico.

Mientras, tanto Gucci como las cien marcas que les siguen, han comenzado a ofrecer este llamado «geek-chic», que viene de la declinación elegante del estilo «geek». Los geeks han sido siempre en las universidades norteamericanas los asociales ratones de biblioteca, inadaptados, novatos y grandes lectores en soledad: gafas grandes, desproporción, poca coordinación de gestos y movimientos, enormes lazadas y jerseys de otra época les caracterizan. Y es que ahora, esta moda rara es la que impera. Se trata de llevar la camisa de lazada en seda de tia Jacinta, con la faldita tableada de las colegialas de las Ursulinas, añadiéndole los visones horripendos que la abuela llevaba al cuello y unos zapatones con lengüeta de fuelle en tono dorado del estilo de la entonces desconocida Camila Parker-Bowles en los años 70.

http://m.abc.es/estilo/moda/abci-pradificacion-gucci-201512072039_noticia.html“/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *