Tarta rústica de queso y grosellas con centeno

Tarta rústica de Queso y Grosellas con centeno

Como gran amante del centeno que soy, me encanta añadir la harina de este cereal a todo tipo de recetas, normalmente experimentando. Pero si me encuentro una receta que ya lo incorpora por sí misma, casi me veo obligada a probarla, como esta tarta rústica de queso y grosellas con centeno. Está adaptada del libro Nordic Bakery Cookbook, y ha resultado un curioso pastel diferente a las tartas de queso las que estamos acostumbrados.

La base es más bien una capa suave, crujiente en los bordes pero algo abizcochada en la parte baja, y la capa de queso es una crema ligera que se potencia con la acidez de las grosellas. Esta vez he preferido añadirlas aparte, pero se pueden incorporar directamente a la masa antes de hornear. Se puede emplear cualquier otro fruto del bosque, por ejemplo arándanos, como en la receta original, o moras, que todavía se encuentran de temporada.

Ingredientes para unas 8-10 raciones

  • Para la masa: 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 75 g de azúcar, 1 pizca de sal, 1 huevo L, 100 g de harina de repostería, 80 g de harina de centeno integral, 1 cucharadita de levadura química (impulsor).
  • Para el relleno: 250 g de queso crema a temperatura ambiente, 1 huevo L, 40 g de azúcar, 1 cucharadita de azúcar vainillado, 1 pizca de sal, 200 g de grosellas.

Cómo hacer tarta rústica de queso y grosellas con centeno

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar ligeramente un molde de tarta redondo, de unos 22 cm de diámetro. Disponer en un cuenco la mantequilla con el azúcar y batir con batidora de varillas hasta que quede una mezcla esponjosa.

Añadir el huevo y la sal y batir. Agregar la harina de repostería, la harina de centeno y la levadura química y batir hasta incorporarlo todo bien. Debe quedar una masa húmeda pero que podamos presionar con las manos sin que sea muy pegajosa, si es necesario añadir un poco más de harina de centeno. Echar la masa en el molde y presionar con las manos para forrar toda la base y los laterales, de forma más o menos homogénea.

Para el relleno, disponer en un recipiente el queso crema, el huevo, los azúcares y la sal, y batir todo bien hasta tener una mezcla homogénea sin grumos. Echar sobre la base; si queremos que las grosellas estén mezcladas en la crema, añadirlas ahora. Hornear durante unos 25 minutos, hasta que haya cuajado y la masa esté dorada.

Tarta rústica de queso y grosellas con centeno

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Una tarta rústica de queso y grosellas con centeno es un postre o merienda estupendo para cualquier época, servida fresquita de la nevera o a temperatura ambiente. Es muy suave y tiene un sabor delicado, que contrasta estupendamente con la fruta. Una bola de helado de vainilla es un buen acompañamiento para hacer el postre aún más apetecible.

http://www.directoalpaladar.com/postres/tarta-rustica-de-queso-y-grosellas-con-centeno-receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *