BMW M4 GTS: potencia extra con sistema de inyección de agua

 

BMW M GmbH presenta el BMW M4 GTS, un nuevo y exclusivo modelo portador de la tecnología más moderna, que logra realzar el potencial que alberga el BMW M4 Coupé. Apreciando su imagen de gran potencia, propia de un coche de competición, y considerando su avanzada tecnología de alto rendimiento, resulta evidente que el BMW M4 GTS fue concebido para brillar en los circuitos de carreras. El tiempo de 7:28 minutos en el legendario circuito Nürburgring-Nordschleife indica de cuál es el extraordinario nivel de rendimiento de este modelo especial.

Pero, al mismo tiempo, también esta versión más agresiva del BMW M4 fue concebida para el uso en el tráfico vial, tal como sucede con todos los modelos de BMW M. Cumpliéndose el 30 aniversario del primer BMW M3 en el año 1986, BMW M GmbH lanzará al mercado el BMW M4 GTS, un modelo especial limitado a 700 unidades, capaz de reflejar fielmente la fuerza innovadora de los ingenieros de BMW M, que se plasma en las tecnologías M que marcan hitos en el sistema de propulsión, el chasis y en el uso de materiales ligeros. El BMW M4 GTS es la primera edición especial de altas prestaciones perteneciente a la serie M3/M4 que también se ofrecerá en el mercado estadounidense.

Aumento de potencia con un sistema de inyección de agua

El motor es el corazón de cualquier modelo de BMW M. El propulsor del BMW M4 GTS es el motor turbo de seis cilindros en línea de 3.000 cc, utilizado también en los modelos BMW M3/M4. Sin embargo, para su uso en la edición especial, cuenta con un innovador sistema de inyección de agua, con el que la potencia aumenta significativamente. Concretamente, con el sistema de inyección de agua, la potencia es de 368 kW/500 CV, y el par motor es de 600 Nm. Pero a pesar de la mayor potencia, los valores de consumo y de emisiones tienen el mismo nivel del BMW M4 Coupé. Concretamente, el consumo es de 8,3 l/100 km, mientras que las emisiones de CO2 ascienden a 194 g/km. El BMW M4 GTS es el modelo más ágil, radical y dinámico de la serie, más aun teniendo en cuenta que es capaz de parar el crono en 3,8 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h y de alcanzar una velocidad punta de 305 km/h.

Utilización de materiales ligeros hasta en los más mínimos detalles

Los ingenieros de BMW M lograron limitar el peso del coche en orden de marcha a1.510 kilogramos. La relación peso/potencia de 3,0 kg/CV es ideal para obtener un comportamiento dinámico. Las medidas adoptadas con el fin de reducir de manera consecuente el peso, afectan tanto al habitáculo como al exterior del coche. Así lo confirman los detalles como los asientos de fibra de carbono, la consola central de materiales ligeros, etc. En el exterior, el capó de nuevo diseño, el techo y el deflector delantero inferior son de plásticos reforzados con fibra de carbono. También el alerón posterior regulable es de un material de avanzada tecnología que, aunque liviano, es altamente resistente. Sus soportes son de aluminio fresado, montados sobre la tapa del maletero de plástico reforzado con fibra de carbono. El escape incluye un silencioso final de titanio y produce un sonido típico de los modelos M de BMW, emulando dentro y fuera del coche el ambiente que impera en los circuitos de carreras.

Equipamiento para máximas prestaciones

La caja de cambios M de serie de siete marchas y doble embrague (M DKG) selecciona la relación óptima en cada circunstancia, sin que se produzca una interrupción de la fuerza de tracción, aplicando la potencia en las ruedas posteriores. Si lo prefiere el conductor, puede cambiar de marchas manualmente utilizando las levas que se encuentran en el volante, o bien la palanca selectora que está en la consola central. Los neumáticos son ideales para optimizar la capacidad de tracción en curvas, y para mantener informado al conductor sobre las condiciones dinámicas de su coche.

La suspensión M de tres vías con muelles de reglaje específico para el BMW M4 GTS, puede regularse según las circunstancias, lo que significa que puede adaptarse a las exigencias concretas que plantea cada circuito.

En lugar de asientos posteriores, el modelo especial incluye un vano portaobjetos de plásticos reforzados con fibra de vidrio, combinado con un panel de separación tipo sándwich de plásticos reforzados con fibra de carbono, ambos revestidos de alcántara. Con esta solución fue posible reducir el peso en un 40% en comparación con una solución convencional.

El BMW M4 GTS equipado con el kit Clubsport opcional tiene una configuración más orientada hacia la competición. Este kit incluye una barra antivuelco de color Acid Orange detrás de los asientos delanteros, arneses de seis puntos homologados para el uso en circuitos, así como un extintor.

http://www.elmundo.es/motor/2015/10/07/5614f1abe2704ec9198b4601.html“/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *