Newson pone su toque

1443007844_0

Por Juan Carlos Rodríguez

La maison alemana colabora por primera vez en su centenaria historia con un diseñador externo: Marc Newson. El resultado, la nueva Montblanc M, con un sofisticado cierre magnético.

¿Qué tienen en común una estilográfica Montblanc M y un reloj Apple Watch? A primera vista, la centenaria firma alemana poco tiene que ver con la compañía de Cupertino, aunque ambos artículos hayan roto el cascarón casi al mismo tiempo. Si la icónica estrella blanca de Montblanc se mueve en el ámbito de lo artesanal, la emblemática manzana de Apple cuelga de la tecnología más puntera. Pero el nexo entre la innovadora pluma y la pulsera inteligente no es otro que Marc Newson, el diseñador hi-tech más aclamado de su generación y una de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time.

Con el lanzamiento de la colección Montblanc M, la maison reafirma su pasión por la innovación, presente en su ADN desde sus orígenes, en 1906. A través de su colaboración con Newson –la primera que realiza con un creador externo en su historia–, ha desarrollado un nuevo lenguaje estético en un instrumento que aúna modernidad y elegancia atemporal. Como señala el francés Jérôme Lambert, CEO de Montblanc, “nuestro nuevo modelo fusiona el estilo biomórfico de Newson, caracterizado por sus formas orgánicas fluidas y puras, con la distinguida personalidad de Montblanc, dando lugar a una nueva e inesperada expresión de los instrumentos de escritura”.

El rascacielos Diamond Tower de Milán fue el escenario elegido para la presentación mundial de este nuevo objeto de deseo, cuya principal materia prima es la resina negra. Entre los asistentes se encontraba el célebre diseñador australiano, que se ha tenido que enfrentar al reto de atraer a una generación más joven sin olvidarse del comprador tradicional. “Desde el principio busqué que Montblanc M tuviera una personalidad lúdica y despreocupada, algo que se logra al soldar el logo no solo al capuchón, sino sobre el plateau [superficie plana] situado al final de la base”, explica Newson. Pero lo que hace de Montblanc M una pluma diferente es su seductor cierre magnético, que en palabras de Newson “tiene algo de alquimia, porque es una fuerza invisible”.

Detalles. Boceto de la Montblanc M realizado por Marc Newson.

Detalles. Boceto de la Montblanc M realizado por Marc Newson.

La fluidez del diseño general se logra evitando roturas en las líneas puras de la forma, según apuntan en la maison. De esa forma, el emblema de Montblanc elaborado con resina blanca está soldado con ultrasonido para no sobresalir en el plateau, mientras que el clip chapado en platino está montado de forma invisible en el capuchón.

Precisión relojera

El imán permite que el clic del capuchón y elplateau estén perfectamente alineados, al tiempo que un mecanismo de retención suaviza el cierre. “Por primera vez en la historia, un instrumento de escritura Montblanc adquiere una función adicional, como es la de rotulador extrafino para dibujo técnico y de precisión”, detalla el diseñador. Cada pieza encierra una multitud de pequeños detalles que hablan de la minuciosa selección de los materiales y de la paciencia de los artesanos: “El plumín de oro AU585 está chapado en dos tonos, algo que no se había hecho hasta ahora, por el uso tanto del rodio como del rutenio”, ejemplifica Frank Derlin, al frente del taller de Montblanc en Hamburgo, donde trabajan una cincuentena de empleados. Por la tecnología que encierra, la complicación del modelo M “es parecida a la de un reloj”, concluye.

Todos los elementos de diseño persiguen el mismo objetivo. “Al igual que mi cliente, yo también busco un equilibrio entre la simplicidad de las cualidades funcionales del producto y la creación de una experiencia sensorial”, apunta Newson. “Desde las líneas limpias hasta el chapado del plumín, pasando por el tacto o el sonido del clic, este modelo ofrece una prueba de escritura fluida que cautiva”, concluye el famoso diseñador.

La nueva Montblanc M está disponible en varias versiones: estilográfica (500 euros), rollerball(350 euros), bolígrafo (350 euros), screenwriter (para su uso en pantallas táctiles, 410 euros) yartfineliner (rotulador extra fino para dibujo técnico, 350 euros). Solo durante el año de lanzamiento, el plumín estará grabado con las letras MN como homenaje al gurú del diseño que imaginó esta última evolución de la cultura escrita.

Más información. www.montblanc.com

 

Fuente: /bolsillo/index.html“>Bolsillo</a></li>http://fueradeserie.expansion.com/2015/09/23/bolsillo/1443007844.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *