El ejercicio cardiovascular, para que sirve

ejercicios cardiovasculares

BIENESTAR Y SALUD

Sin embargo, es ya de conocimiento general, la importancia que conlleva para nuestra salud, la práctica de ejercicios. Pero

¿Qué es y en qué consiste, exactamente, el Ejercicio Cardiovascular?

Conocido también como “cardio”; el Ejercicio Cardiovascular es un tipo de ejercicio de intensidad más que de fuerza física y es el que más nos ayudará a quemar calorías.

Éste tipo de ejercicios requiere de una constante demanda de oxígeno a nuestro cuerpo generando, así, que el músculo“queme” la grasa almacenada, usándola como “combustible” para tal efecto.

¿Porqué es beneficiosa para nuestra salud, la practica de ejercicios cardiovasculares?

Éstas son las principales razones:

  • Quema de calorías y por consiguiente, reducción de kilos (pérdida de peso).
  • Fortalece el corazón y reduce su esfuerzo al distribuir la sangre que recorre nuestro cuerpo.
  • Incremento de la capacidad pulmonar.
  • Reducción del riesgo a padecer de tensión alta, diabetes, ataques al corazón colesterol elevado.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Reduce el estrés.
  • Proporciona una sensación de tranquilidad y bienestar general, tanto físico como mental.

Para potenciar los beneficios que aporta el ejercicio cardiovascular a nuestra salud, debemos acompañarlo siempre de una actividad previa de fuerza: pesas, ejercicios abdominales, máquinas, ya que, estas actividades previas van a consumir el glucógeno y los carbohidratos, dejando exclusivamente, la quema de grasa al ejercicio cardiovascular; así como también, debe ir acompañado de una alimentación saludable y equilibrada; lo que, conlleva a su vez, ver los resultados a corto plazo.

Practica el ejercicio cardiovascular al menos tres veces por semana.

No siendo necesario, para ello, acudir a un gimnasio; sin embargo, la supervisión de un profesional en deporte o fitnesses crucial para evitar lesiones, llevarlo a cabo de manera correcta y adecuada, obtener resultados en el menor tiempo posible, recibir la motivación necesaria para no abandonar las primeras semanas y con el objetivo de diseñar una rutina que no nos conduzca al aburrimiento y que nos proporcione variedad generando, de esta manera, atracción por la práctica de ejercicios de tipo cardiovascular, interés y constancia.

Una vez obtenidos los conocimientos básicos que sólo un profesional del mundo del fitness y del deporte, puede ofrecernos, gozaremos de la plena capacidad para continuar su práctica nosotros mismos.

¿Cuáles son, entonces, los ejercicios cardiovasculares?

Son muchos y muy variados, siendo los más conocidos y populares: salir a correr, la natación, montar bicicleta, caminar, bailar.

Y sus análogos en los gimnasios, tales como: cinta de correr, spinning, zumba, máquinas cardio; entre otras actividades.

Su elección depende, siempre, de lo que nuestro cuerpo necesita, de nuestras necesidades individuales y por supuesto, de nuestra condición física; así como también, debe responder a nuestros gustos particulares e intereses personales.

Como practicar ejercicios cardiovasculares

 

Por lo tanto, la práctica del ejercicio cardiovascular debe estructurarse de la siguiente manera:

Estiramientos Previos: Como preparación de los músculos para la ejecución de ejercicios.

Pre Calentamiento: De aproximadamente 10 minutos.

Ejercicio Cardiovascular: Elegir el que mejor se adapte a nuestra necesidad individuales y a nuestros gustos y preferencias. Su duración debe oscilar entre 30 y 45 minutos. Su práctica debe realizarse al menos tres veces por semana. Si nuestro objetivo es la pérdida de peso, se recomienda realizarlo por las mañanas ya que en este momento, nuestro metabolismo trabaja de manera más rápida y por tanto, la quema de calorías es más efectiva y acelerada.

Siendo la tarde y la noche los momentos en los que nuestro metabolismo trabaja de manera más lenta y la quema de calorías se produce de un modo menos acelerado.

Estiramientos de Relajación: Para relajar los músculos y reducir las pulsaciones cardíacas.

Lo que se conoce como “recuperación”. Particularmente, durante el proceso de recuperación, suelo incluir la práctica de lo que denomino: “respiración visualista” que consiste en visualizar el proceso de relajación muscular y el descenso de las pulsaciones; todo esto acompañado de una respiración controlada y guiada.

Esta práctica añade un beneficio extra a nuestro entrenamiento y a nuestro bienestar general ya que conduce a una relajación más profunda y no únicamente física; sino también, mental y espiritual.

Con todo ésto, la práctica de ejercicios cardiovasculares y en general, la práctica de ejercicios, se traducirá en una necesidad para nuestro cuerpo, alegría para nuestra mente y satisfacción al ver los óptimos resultados. Seremos constantes y llevaremos a cabo su práctica con ánimo y agrado.

Escrito para Aire por Por J. K Arenas Personal Trainer http://vatlos.wix.com/vatlos

http://www.aire-soloparamujeres.com/los-ejercicios-cardiovasculares-para-que-sirven.html

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *