El castigo de la indiferencia

La indiferencia

 

En nuestra vida estamos en contacto permanente con otras personas e interactuamos con ellas. Cuando nos tratan con indiferencia nos hacen daño.

Que alguien te trate con indiferencia hace que nos sintamos desconcertados y realmente nos duele.

La indiferencia se produce cuando una persona trata a otra de forma que parece que no existe, la ignora deliberadamente y responde de forma simple a la comunicación o incluso deja de comunicarse.

¿Que ocurre cuando la indiferencia aparece?

Tensión mental

Cuando aparece la indiferencia se provoca una tensión mental. No podemos leer la cabeza de la otra persona, no sabemos que piensa realmente, sin embargo intentamos adivinar que es lo que ha producido esa actitud hacia nosotros.

Ese no saber acaba provocando ansiedad, estrés y la angustia de saber que a su vez genera más y más ansiedad, provocando una fuerte tensión mental.

Confusión

La indiferencia nos crea confusión, estamos acostumbrados a que exista un feed back, cuando hacemos algo, algo ocurre. Nuestros resortes internos están acostumbrados a que cuando hay una experiencia se produzca una acción.

Cuando las cosas no ocurren como esperamos, y aun peor, no ocurre nada nos encontramos perdidos, los intentos de comunicación se han vuelto inválidos y nuestros intentos por interactuar nos agotan ante la falta de reacción de la otra persona.

Baja Autoestima

Al cortarse todo tipo de comunicación y no obtener respuestas de esa persona, llegamos a pensar que no valemos la pena para que otros se relacionen con nosotros, todo esto genera inseguridad y un bajo nivel de autoestima personal.

Castigo y culpa

Cuando una persona nos trata con indiferencia sentimos que algo hemos debido hacer mal y que nos sentimos castigados, esto genera además una gran sensación de culpa. ¿Culpa realmente porque? No sabemos si hemos hecho algo mal o no y realmente, no somos conscientes de haber hecho nada. Comenzamos a suponer y a creer nuestras propias suposiciones.

¿Qué hacer si alguien te trata con indiferencia?

Debemos tener claro que ninguna persona tiene la obligación de hacernos caso, estamos acostumbrados a pensar que las personas más cercanas tienen obligación de interactuar con nosotros, hablamos de la familia, nuestros hijos, los amigos y claro nuestra pareja.

Si sientes que una persona cercana a ti y que realmente te importa te trata de forma indiferente, díselo y no esperes mas. Dile lo que percibes, como te sientes, intenta ser lo más objetivo posible… intenta averiguar y sobre todo que le quede claro que su actitud te hace daño.

Debes tener claro que hay personas que tratan a los demás de forma indiferente, simplemente ellos son así, si aprecias a esa persona, debes tener claro que no actúa así por ti, sino que ella es así. Aprende a valorar sus otros aspectos y si de verdad existe una relación de cualquier tipo entre vosotros, la retroalimentación existirá aunque a otros niveles y por otros conductos.

Esfuérzate por encontrar la forma de comunicaros sin forzar la situación. Algunas personas que han sido tratadas duramente con indiferencia en su infancia o adolescencia, tienen a conservar ese rol y demuestran poca interactividad, si de verdad esa persona te importa, aprended los dos y crecer juntos en la comunicación.

Si te sientes mal con este tipo de relaciones, si ves que comienzas a sufrir por esta situación de indiferencia, recuerda que lo más importante eres tú, que el mundo está lleno de personas y no tienes ninguna obligación de relacionarte con esa persona. Es más aléjate de ella, no importa que sea alguien cercano, si esa persona quiere algo de ti ya te buscará, no permitas que te haga daño.

Es importante realizar el desapego. Si abandonas la relación te sentirás mucho mejor y a cambio empezarás a relacionarte con otras personas que si sienten la necesidad de interactuar contigo, de valorar como eres y lo que les aportas, te sentirás próxima y ellos serán importantes para ti y viceversa.

Se valiente para romper una relación en la que la indiferencia te está haciendo daño, hacerlo te dará una visión diferente, te hará crecer como persona y te hará mucho más feliz.

http://www.aire-soloparamujeres.com/el-castigo-de-la-indiferencia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *