Audi Q3 2.0 TDI quattro: Prêt à porter con brillos por Oscar D. Fittipaldi

unnamed (1)

El motor turbodiesel de 2.0 litros y solícitos 177 CV.

unnamed (2)

Piso alto el de un baúl de aceptable capacidad, reducido por la rueda de auxilio que a su vez contiene al subwoofer del audio.

unnamed (4)

Información al conductor con el indeleble sello de la marca.

unnamed (3)

Característico parante grueso para un remate posterior de poco voladizo.

unnamed

Con el estilo impuesto de la marca, el Q3 es un SUV como para moverse en ciudades y en rutas con seguridad, y offroad con moderación.

El SUV (Sport Utility Vehicle) compacto de la casa alemana no deja de ser “premium” en cuanto a estilo, confort y seguridad. Solución práctica para calles, rutas y discreto tránsito “todo terreno”.

 

 

Construido sobre una plataforma compartida con otros productos del Grupo Volkswagen, el Q3 que llega a nuestro mercado se fabrica en la planta española de Martorell, luciendo la misma estampa que sus hermanos mayores Q5 y Q7: frente importante en el que imperan la amplia parrilla tradicional de la marca y los grupos ópticos rasgados que se estilan. De laterales bastante planos pero con protuberancias en los bajos que le dan algo de carácter, ofrece mucha superficie vidriada y el perfil de la región posterior es mínimo, con un escaso voladizo bajo el portón bombeado casi vertical. La vista trasera es maciza y agradable. El resultado en conjunto es razonablemente equilibrado y sobrio.

El confort interior es otro punto destacable del Q3, con calidad propia de marca “premium” sin que le sobre equipo y dentro del ambiente tradicionalmente sobrio que ofrece el habitáculo normal de un Audi. Tablero, mandos y demás elementos son comunes a otros productos de la casa de los cuatro anillos, como la central MMI manual en la consola horizontal, con la que se gestionan las funciones del estéreo, la conectividad, el eventual navegador o la configuración general del vehículo. Los materiales y la terminación no merecen objeciones, como tampoco la información que brindan los clásicos instrumentos de a bordo. Airbags frontales y laterales, anclajes Isofix para asientos infantiles, Audi side assist para relevar ángulos ciegos en los retrovisores, sensores de presión de neumáticos, y asistencias al manejo como aquélla para subir o bajar pendientes, hacen a un buen paquete de seguridad, mientras que el “cruise control” (control de velocidad crucero) y los sensores que ayudan al estacionamiento, más cámara retrovisora, alivian regularmente la conducción.

El motor es un 2.0 litros turbodiesel, que eroga 177 CV. Bien insonorizado hacia el habitáculo y de funcionamiento suave, resulta brioso a buen régimen aunque por debajo de aquél en el cual el turbocompresor empieza a actuar, no muestra reacción “nerviosa”. El modelo cuenta con la estupenda transmisión automática S tronic de doble embrague y siete marchas, que además ofrece la alternativa de pasar los cambios con la palanca central o bien, más deportivamente, con sendas levas detrás del volante.

En cuanto a la reconocida y emblemática tracción integral quattro propia de la casa de Ingolstadt, probablemente en este vehículo se aproveche, según el empleo preponderante que suele darle el público usuario de Q3, más bien para otorgarle seguridad extra en el tránsito por rutas y autopistas que para una travesía “offroad”.

Ficha 

Carrocería: SUV, dos volúmenes, 5 puertas

Motor:      TDI, cuatro cilindros, 2.0 litros, 4 válvulas por cilindro

Cilindrada: 1.968 cm3

Potencia:   177 CV a 4.200 rpm

Caja de cambios:  Stronic , 7 marchas

Frenos:     discos delanteros ventilados, discos sólidos traseros, con ABS

Largo/ancho/alto (m):   3,60/1,64/2,42

Capacidad del baúl (dm3):     285

Precio base:      U$S 116.150

Precio de la versión probada: U$S 164.314

 

Ficha Q3 2.0 TDI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *