Una carretera de película

POR EMELIA VIAÑA

Elija una Harley-Davidson o un Ford Mustang descapotable y recorra la carretera más mítica de Estados Unidos.

Pare en sus escenarios de película que se incluyen en La diligencia, Bonnie & Clyde, Thelma y Louise o Easy Rider. Siéntase un Rebelde sin causa mientras viaja de Los Ángeles a Texas por un tramo de esta vía. Visite el canal en el que los protagonistas de Grease compiten en una carrera de coches que ha pasado a la historia del cine o gire en la curva en la que James Dean perdió la vida.

El libro Ruta 66. Coches, moteles y canciones de película (Editorial Lunwerg) propone un recorrido diferente por seis itinerarios de esta ruta, que recorren distintas localizaciones de la gran pantalla e identifican a sus protagonistas. Con él como guía de viaje y gracias a sus autores, María Adell y Pau Llavador, recorrerá las mismas carreteras polvorientas que Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nicholson; descubrirá el Parque Estatal Dead Horse Point en Utah, escenario en el que Thelma (Geena Davis) y Louise (Susan Sarandon) encuentran la muerte tras una persecución policial, y pondrá la banda sonora de Dos hombres y un destino a Baker’s Bridge en Durango (Colorado) que recorren Paul Newman y Robert Redford en la cinta que unió y separó a dos de los actores más destacados de la meca del cine.

Puede parar en el diner Pann’s en Inglewood como hizo la familia de Pequeña Miss Sunshine o en Calvary Baptist Church de Lancarter a la que llega Bill con un grupo de asesinos en Kill Bill. La Ruta 66, hoy en los mapas como Historic Route 66, ha tenido diferentes itinerarios en su historia. Fue prácticamente abandonada en los 80 -tal y como refleja otra película, Cars-, tras vivir un auge en los años 30 y 40 cuando Estados Unidos empezó a mirar y emigrar hacia el oeste.

En la década de los años 90, fue recuperada como recorrido mítico (casi peligroso) y necesario para conocer la esencia y la historia de Estados Unidos y hoy es el recorrido habitual de miles de turistas que salen de Chicago y llegan a Los Ángeles por carretera con una parada obligatoria: Las Vegas. Allí puede sentir miedo y asco como Johnny Depp y Benicio del Toro o un tremendo resacón como Bradley Cooper.

http://www.expansion.com/directivos/estilo-vida/2015/07/21/55ae364222601d1c6b8b4589.html“/>

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *