El origen de la leyenda

1438672705_0

Por Andrés Moreno

Dos factores son imprescindibles para crear un mito: contar con una historia atractiva y que la escasez de piezas haga muy difícil acceder a ella. Los dos aparecen en Panerai y explica la pasión que despliega entre los aficionados. Su historia: una empresa familiar de Florencia creó en los años 30 relojes a petición de la Marina Real italiana y su producción se limitó al ámbito militar hasta 1993. En este tiempo, apenas se produjeron dos centenares de piezas.

El caso del Mare Nostrum es aún más especial. Se ideó en 1943 dentro de un proyecto de suministro para los oficiales de cubierta. Pero no superó la fase de prototipo y cayó en el olvido hasta que la firma lo recuperó, ya destinado a la producción civil, en 1993. El Mare Nostrum siempre ha sido el más especial de los relojes de Panerai.

Original. El Mare Nostrum nunca superó la fase de prototipo.

Original. El Mare Nostrum nunca superó la fase de prototipo.

Durante mucho tiempo ha sido el único con función cronógrafo y su estética le diferencia claramente de los Radiomir y Luminor. También influye las pocas piezas realizadas hasta ahora. Del reloj de 1993 se produjeron 990. Según datos de la web Paneristi, 492 fueron vendidos, 100 destinados a la serie SlyTech, realizada para el actor Sylvester Stallone, y los 398 restantes entregados al grupo Vendôme (actual Richemont) cuando compró la marca en 1997. Desde entonces, ha vuelto al catálogo en la serie de ediciones especiales, la primera en 2010 con 99 piezas en acero y la más reciente, 300 en titanio. En ambos casos se mantiene el diseño de 1943 y su caja de 52 mm. Esta nueva versión tiene un movimiento de carga manual realizado por Minerva en exclusiva para Panerai.Precio: 37.000 euros.

Más información. www.panerai.com

Fuera de Serie: /relojes-y-joyas/index.html“>Relojes / Joyas</a></li>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *