Tendencias de Moda By Gabriel Lage

unnamed (3)unnamed (2) unnamed (4) unnamed

“Moda es lo que te queda bien”

En un entorno de lujo como The Clubhouse Buenos Aires, el diseñador de alta costura Gabriel Lage habló del adiós a la tiranía de las tendencias

 

El lounge bar de The Clubhouse Buenos Aires fue el lugar elegido por el prestigioso diseñador Gabriel Lage para tener una charla íntima con  periodistas especializadas en moda. En el marco de lujo y exclusividad que caracteriza a Oasis Collections -un nuevo concepto que revolucionó la industria hotelera e inmobiliaria, combinando la oferta de propiedades Premium  para alquileres temporarios con servicios hoteleros de lujo-, Lage tocó temas como la desaparición de las tendencias en la moda, su concepto de lo que es alta costura y sus inicios en el mundo de la moda.

“La tendencia es que ya no hay tendencias, hoy ‘moda’ es lo que te queda bien y con lo que te sentís cómoda” –dijo el diseñador, y agregó que lo bueno de que no haya una tendencia a seguir es que la crea cada clienta, y ahí es donde entra en juego su creatividad, la de un diseñador que trabaja “con la personalidad de la mujer y no con su cuerpo” y que construye la moda desde su taller de una manera absolutamente exquisita y artesanal: “A nosotros nos lleva dos meses y medio hacer un vestido y pueden intervenir en la creación y realización seis personas o más. Eso es alta costura: no que sea un vestido de fiesta, sino cómo está hecho, aunque sea un pantalón”.

Por segunda vez parte de la revista Colecciones –que según Lage es “la Biblia de la moda”-, el diseñador se presentó el año pasado en Vancouver y la colección entera fue tomada por Vogue. Muy reconocido en el exterior, Lage hace una colección al año y algo de cápsula para el exterior

Y aunque la tendencia como imposición está pasando de moda, Gabriel Lage demuestra que el trabajo de calidad sigue siendo buscado: “A los siete años volvía del colegio y mi padre, que era sastre, me obligaba a coser. Así aprendí los secretos de la excelencia de un oficio que venía de mis ancestros. Viviendo en Mar del Plata y siendo dueño de una discoteca, en la semana me dedicaba a diseñar, hacía ropa como hobby y lo fui haciendo cada vez más hasta que me quedé solo con eso –recordó Lage-. Trabajé hasta que logré integrar el taller al atelier, para poder estar en todos los detalles,  y hoy somos un equipo de treinta personas detrás de cada prenda: yo soy la cabeza y los demás son las manos. Mi cabeza no sirve de nada sin las manos”, reconoció.

Conversando sobre sus comienzos y cómodamente instalados en el lounge bar de The Clubhouse, los conceptos de Lage coinciden con el entorno: lo bueno y bien hecho sigue siendo valorado. Lejos de las tendencias como corrientes más masivas, tanto The Clubhouse como Gabriel Lage proponen experiencias únicas: “Ningún vestido se hace dos veces”, aclaró el diseñador.

Gabriel Lage, que se inspira con cada clienta y con las “ganas de vestir a alguien”, contó que por el tiempo que le lleva hacer un vestido, en muchas ocasiones no pudo responder a los pedidos de las famosas que querían un traje con muy poca anticipación. En la presentación de su última colección en el Teatro Colón estuvo Susana Giménez y el diseñador relató que la diva le dijo: “Me quedé muerta con lo que hacés, ahora entiendo por qué no podías vestirme en dos semanas”.

En su momento, cuando Lage empezó a vestir a Mirta Legrand, la dama de los almuerzos –que según el diseñador, sabe mucho de costura-, quedó sorprendida con la sastrería de los trajes. Otro de los puntos fuertes de sus creaciones son las telas, que trabajan artesanalmente sobre una base importada: “Nos encanta crear nuestras propias telas, hace el proceso más único”.

Sin duda, el lujo y la calidad siguen teniendo su clientela: un diseñador como Gabriel Lage, que hoy hace unos 40 vestidos por mes -más las colecciones- y un espacio como The Clubhouse Buenos Aires se reúnen para demostrar que las cosas bien hechas son una tendencia en sí mismas. Aun en la época de la desaparición de las tendencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *