Música y gardenias por Ricardo López Dusil

Para perfumar la tarde, nada mejor que oír al maestro Ibrahim Ferrer (1927-2005) en Perfume de gardenias, un bolero del prolífico compositor puertorriqueño Rafael Hernández María (1891-1965).

El bolero fue escrito en la década de 1930 y popularizado por el grupo mexicano La sonora santanera 30 años más tarde. El tema fue interpretado también por Bienvenido Granda, Javier Solís, Lila Downs, Kalimba y José Feliciano, entre otros.

La gardenia (Gardenia jasminoides), también conocida como jazmín del Cabo, es una planta de la familia de las rubiáceas originaria de China.

11008384_1568331320119794_5379704949640435467_n

Es un arbusto de hojas perennes de color verde claro, brillantes y lisas. Sus flores son blancas, similares a las rosas y se usan comúnmente como plantas ornamentales. Una flor, colocada en un vasito con agua, puede perfumar con un intenso y agradable aroma una habitación durante un par de días.

Uno de sus principales requerimientos de cultivo es que necesitan crecer en tierras ácidas compuestas de hierro y con abundante humedad. Pueden llegar a tener una altura promedio de 2 metros, dependiendo de la especie. Las temporadas más adecuadas para su cultivo son primavera y otoño.

La gardenia, especialmente estimada en China, es el símbolo de la gracia femenina, la sutileza y del mérito artístico.

Las gardenias de Billie

Y si hablamos de gardenias y música, no puede faltar la inigualable Billie Holiday (1915-1959), figura legendaria del jazz.

1002686_1568331006786492_6420169976041522373_n

Billie solía presentarse en sus actuaciones con unas gardenias trenzadas en su cabello. Ese sello, que llegó a ser distintivo, fue adoptado por la cantante por casualidad, cuando en las horas previas a una actuación Billie quemó su pelo y usó las flores para tapar el estropicio.

La figura de Billie recobró popularidad en los años 70, cuando Diana Ross protagonizó la película de Sidney J. Furie “Lady Sings the Blues“, basada en la vida de la cantante.

Facebook: Las Magnolias, plantas, arte y cultura
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *