ISKIN, las joyas de diseño, elegida por la Cancillería

unnamed (1) unnamed (4) unnamed (5) unnamed

ISKIN, las joyas de diseño que se venden en Nueva York y en Buenos Aires, elegida por la Cancillería

 

Iskin fue seleccionada por Cancillería para participar del Stand Argentino en la Feria Craft Design en Sao Paulo! Emoticono smile del 13 al 16 de Agosto!

Presentaran sus nuevas colecciones y productos!

Sus diseños demandan interacción, exploración, comprensión. Piezas que sugieren diferentes posibilidades e interpretaciones. El diseño es simple y moderno. Geométrico. Con formas puras, combina elegancia y originalidad.

 

 

Como siempre: Cada pieza se transforma en un ítem atemporal, irresistible y de buen gusto.

 

 

 

Las joyas Iskin se pueden comprar a través de su página online www.iskinshop.com.ar, en su showroom de Vicente López y además en el local de Nobrand en Palermo Soho, dónde hay una sección especial dedicada a la marca: El Salvador 4658, C.A.B.A.

 

Acerca de Iskin

 

Iskin es una empresa argentina con foco en el diseño establecida en el año 2004. Este año la marca está cumpliendo 10 años en el mercado.

 

La producción se realiza en Buenos Aires y adhiere a requerimientos de la más alta calidad. Todos los productos Iskin son terminados a mano.  El foco en el diseño se tradujo en la utilización de materiales poco convencionales en joyería, como el acero inoxidable, aluminio anodizado, acrílico, cuero, entre otros.

 

Iskin cuenta con varias colecciones de joyería contemporánea creadas por Gabriela, diseñadora industrial recibida en la UBA. Los productos se destacan por estar concebidos a partir de un concepto, el cuál se expresa a través de la morfología, la elección de procesos, materiales, y el packaging.

 

Los productos se comercializan principalmente en tiendas de diseño y de museos en Argentina y en el mundo.

 

 

Filosofía Iskin

 

Las hermanas Iskin tenían un sueño: crear su propia empresa y seguir jugando juntas, como cuando eran niñas. Y para eso eligieron las joyas. Joyas que atraen, provocan y seducen. Joyas que estimulan la imaginación. Joyas que nos dicen algo. Joyas que cuentan historias de hoy y de ayer.

 

Su primer cliente fue el MOMA de Nueva York y unos años después ya exhibían sus creaciones en ciudades como Miami, San Francisco, Londres, Paris, Barcelona, Bilbao, Madrid, Amberes, Amsterdam, Viena, Sao Paulo, Santiago de Chile y por supuesto Buenos Aires.

 

“El secreto, dice Karina, está en combinar la creatividad de los diseñadores locales con objetivos claros y un buen plan de negocios para conseguirlos”.

“El secreto, dice Gabriela, está en poder disfrutar de lo que hacés, volviendo a ser esa niña que fuiste alguna vez.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *