Carlsberg lanza su cosmética masculina ‘birra-beauty’

POR EXPANSIÓN.COM

El grupo danés del famoso eslogan ‘Carlsberg, probablemente la mejor cerveza del mundo’ crea una línea de cosméticos para hombres con champú, acondicionador y loción corporal que contienen cerca de medio litro de cerveza en su composición.

En esta ocasión no se trata de una nueva cerveza artesanal. Además, la cerveza no sólo puede beberse, o al menos eso es lo que pretende el grupo Carlsberg, que ha entrado ahora en el mundo de la cosmética con algo único en el mercado: una gama de productos llamada Beer Beauty Line cuya esencia es la cerveza.

La línea de aseo para el cuidado diario masculino contiene la vitamina B, proteínas y minerales que también se encuentran en los botellines de cerveza Carlsberg. Su elaboración consiste de hecho en secar la cerveza mediante un proceso de congelación y convertirla en polvo para a continuación mezclarla con el resto de ingredientes orgánicos y añadirlos a los productos.

Así, Carlsberg intenta crear nuevas formas de relacionarse con sus consumidores. Para la marca, que controla el 8% del mercado global de su sector, no es ningún misterio que a los hombres les gusta la cerveza, pero quiere ir más allá.

Basándose en un estudio que dice que en Reino Unido el consumo de productos de belleza masculinos han aumentado un 65% y cerca de un 40% de los hombres usan los cosméticos de sus novias o mujeres, el grupo danés ha lanzado esta gama de tres productos, fruto de la unión con la empresa de cosméticos Urtegaarden.

A la venta en Reino Unido

Se trata de una edición especial ya a la venta en Reino Unido que inicialmente sólo se venderá on-line y en eventos especiales.

Fundada en 1847, la compañía Carlsberg es una de las cerveceras más grandes del mundo, y está presente en más de 50 países. Considerada la cerveza danesa por excelencia, es una rubia tipo lager, suave, dorada y espumosa, con aromas a lúpulo y cebada y un ligero toque a manzana que la han hecho muy popular en medio mundo.

Como curiosidad, Carlsberg adapta además sus cervezas al gusto de cada país, de modo que una Carlsberg comprada por ejemplo en Inglaterra tiene 3,8 grados, mientras que la que se bebe en España llega a los 5 grados.

http://www.expansion.com/directivos/estilo-vida/tendencias/2015/06/28/5590333fca474121598b4584.html“/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *