48 horas a bordo del crucero más grande del mundo

Miriam Mascareñas

Sofisticado, majestuoso y con ese encanto propio de todo aquello que invita a unos días desconectada de lo cotidiano, así se presenta el Allure of the Seas a su llegada al puerto de Barcelona. Durante el verano de 2015, el crucero más grande del mundo navegará por primera vez desde su botadura en 2010 por el mar Mediterráneo. ¡Subimos a bordo en el viaje inaugural que lo llevará a navegar hasta los puertos de Civitavecchia y Nápoles! Sigue nuestros pasos y descubre cómo sacarle el máximo partido a este increíble barco de Royal Caribbean.

Si eres de las mías, de las que en cuestión de navegación solo has pisado las barcas de El Retiro, algún catamarán o un velero, lo primero que debes saber es que elAllure of the Seas supera todas las expectativas y todo lo que hayas podido imaginar sobre un crucero. Cuando te sitúas frente a él por primera vez en el muelle del puerto necesitas hacer un barrido, primero, de izquierda a derecha, y, segundo, de abajo a arriba. ¡Con una extensión de 361 metros de eslora su tamaño (a lo largo) es similar a cuatro campos de fútbol o, si no eres aficionada, quizás te hagas mejor a la idea si te decimos que es una vez y media el Tower Bridge de Londres, más largo que el alto que la Torre Eiffel (301 metros de altura) o algo menos que el Empire State (381 m)!

 En el Allure of the Seas encontrarás siete áreas temáticas con todo tipo de servicios y oferta de ocio.

Foto: Royal Caribbean International.

En el Allure of the Seas encontrarás siete áreas temáticas con todo tipo de servicios y oferta de ocio.

Más allá del (anecdótico) dato de su longitud, lo mejor viene cuando pisas por primera vez su interior. Pero antes de eso, ¡nos ponemos en situación! El verano de 2015 significará la “botadura” del barco en sus travesías por el Mediterráneo. El viaje inaugural, de cinco noches de duración, partió de la Ciudad Condal para, tras un día completo de navegación, llegar a Civitavecchia y más tarde a Nápoles, tras un segundo día completo recorriendo alta mar llegó de nuevo al puerto de Barcelona. Y fue a las primeras 48 horas de este exclusivo viaje al que quisimos unirnos para descubrir cómo sacarle el máximo partido al Allure of the Seas.

Día 1, Barcelona despide al crucero más grande del mundo

Cuando ves por primera vez el interior del Allure of the Seas olvidas que estás a punto de comenzar a navegar y te trasladas en un abrir y cerrar de ojos (bueno, en realidad varios, necesitas unos cuantos pestañeos para creer lo que ves) a una multitudinaria calle repleta de tiendas (Kate Spade, Guess, Michael Kors…) yrestaurantes.  Antes de estresarte en este inmenso y abrumador espacio, localiza los ascensores y llega hasta tu camarote. Una vez allí: respira, túmbate en la cama (un imprescindible en los primeros minutos en cualquier hotel) y échale un ojo a la información que encontrarás bien sea impresa o en la televisión (¡nos encanta poder reservar restaurantes, espectáculos o, por qué no, el desayuno en la cama con solo navegar en ella!).

Cuando se acerque la hora de comer, ten en cuenta que el primer día requerirá algo más de tiempo para encontrar mesa en los diferentes restaurantes del barco. Te damos dos recomendaciones para este momento. En cualquiera de los casos, dirígete a la cubierta 16, ¡la más alta!, y tras sorprenderte con las vistas elige entreWindjammer Marketplace o Solarium Bar. El primero es perfecto si vas con niños ya que encontraréis una amplísima variedad de platos y una deliciosa cocina internacional; en el solarium, entre plantas y canales de agua, puedes tomar platoshealthy como ensaladas, hummus, wraps…

 En la cubierta 16, la diversión está asegurada: simulador de surf, piscinas, minigolf, jacuzzis colgantes... ¡Planes para toda la familia!

Foto: Royal Caribbean.

En la cubierta 16, la diversión está asegurada: simulador de surf, piscinas, minigolf, jacuzzis colgantes… ¡Planes para toda la familia!

Por la tarde, nada mejor que un plan acuático. Para los más atrevidos, el simulador de surf;  para familias inquietas, la piscina infantil; y para aquellos que busquen una tarde cien por cien relax, los jacuzzis colgantes son la tentación irresistible. ¿Un plus? Acompaña el atardecer con una piña colada, un perrito caliente, una limonada, una porción de pizza, un helado… ¡La oferta gastronómica en su versióntake away no para durante el día!

Aunque de cara a las cenas tienes tu comedor asignado, nada mejor que dejarte seducir por los restaurantes especialidad a bordo del Allure of the Seas. ¿Nuestros preferidos? Sabor, un espacio dedicado a los sabores de México, y Giovanni’s Table, el italiano imprescindible para los amantes de la cocina mediterránea.

Las noches a bordo rebosan vida: monólogos, cine, copas, música en directo… Pero, sin duda, lo que tienes que planificar en tu agenda de crucerista es el espectáculo acrobático y de saltos en el espectacular Aquatheater.

 En Aquatheater tiene lugar un increíble espectáculo de saltos acrobáticos.

Foto: Royal Caribbean.

En Aquatheater tiene lugar un increíble espectáculo de saltos acrobáticos. ¡Reserva plaza en el pase nocturno!

Día 2, ¡un día completo navegando por el Mediterráneo!

Lo primero, ¡asomarte al balcón de tu camarote o salir a la cubierta al aire libre más cercana para regalarte un paisaje infinitamente azul! Después, llega el momento dedesayunar y en ningún sitio mejor que en Central Park. En la cubierta 8, un precioso jardín hace que, por unos momentos, te imagines en tierra firme.

¿Y después? Con todo un día de navegación por delante, lo ideal es que lo planifiques con antelación. Tantas son las posibilidades, que si no tienes una organización en la cabeza puedes terminar por pensar que has perdido el día. ¿Necesitas ayuda? ¡Estos son los 3 imprescindibles!

En el Vitality Spa se organizan diferentes masterclass sobre salud, nutrición, belleza… Además, puedes disfrutar de exclusivos tratamientos faciales y corporales. Si lo tuyo es que te mimen, este es tu destino dentro del Allure of the Seas.

Pero si lo tuyo es un plan deportivo, reserva tu plaza en las clases colectivas de zumba, ciclo, yoga… Junto al gym del crucero, encontrarás una pista de running que rodea el barco ofreciendo así unas vistas que nunca antes has disfrutado durante tus entrenamientos.

Si viajas con niños, los planes que puedes hacer con ellos -más allá de la piscina- a bordo del crucero son (casi) infinitos: desde cabalgatas y espectáculos, diseño de muñecos, tiendas de chucherías, tirolina, minigolf y ¡hasta un tiovivo! son algunas ideas.

 Tiovivo en Broadwalk a bordo del crucero más grande del mundo, el Allure of the Seas.

Foto: Royal Caribbean.

Tiovivo en Broadwalk a bordo del crucero más grande del mundo, el Allure of the Seas.

Restauración, moda, belleza, deporte, planes en familia… No importa lo que busques. ¡Todo tiene cabida en el crucero más grande del mundo! El Allure of the Seas navegará por el Mar Mediterráneo este verano ofreciendo distintas rutas. Pero, más allá de los puertos y las ciudades en las que hace escala, el barco tiene mucho que ofrecer y descubrir.

http://www.telva.com/2015/05/29/estilo_de_vida/1432895935.html“/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *