Los duques de Cambridge, padres de una niña

LUIS VENTOSO / LONDRES

Día 02/05/2015 – 15.20h
TEMAS RELACIONADOS

Se cumplieron las apuestas y Kate Middleton ha tenido una niña, que pesó 3,7 kilos al nacer y llegó a las 8.34 de la mañana tras dos horas y media de parto

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
ABC Tv
REUTERS
Los duques de Cambridge, en una imagen de archivo
Fuera de cuentas desde el pasado 23 de abril, Kate Middleton, laDuquesa de Cambridge, de 33 años, ingresó por fin en el Hospital St. Mary de Paddington a las seis de esta mañana y dos horas y media después, a las 8.34, vino al mundo en un parto plácido y sin problemas la Princesa que esperaba desde hace días el pueblo británico. Madre e hija se encuentran perfectamente, según un comunicado. Podrían dejar hoy mismo el hospital.

Se han cumplido los vaticinios y las apuestas y es una princesa,que pesó 3,7 kilos al nacer. La noticia fue transmitida a la usanza más tradicional. Primero con una nota en las verjas del palacio de Buckingham, que levantó el júbilo de quienes allí esperaban, y luego con un pregonero de gala, que cantó la buena nueva a las puertas de la Lindo Wing, el ala privada de partos de St Mary, haciendo sonar al tiempo su campanilla. La princesa será la cuarta en la línea sucesoria al Trono, tras su hermano Jorge, de 22 meses. Lossúper fans de la Familia Real, que esperaban desde hace más de una semana al niño durmiendo en plena calle, lo celebraron con gran alegría, aunque alguno de ellos, como el veteranísimo Terry Hutt, que acaba de cumplir 80 años durmiendo en su banco frente al hospital, casi no podía articular palabra: «Estoy tan emocionado que apenas puedo hablar».

El padre, el Príncipe Guillermo, de 32 años, estuvo presente en el parto. La Reina está informada del nacimiento de su quinto bisnieto y ahora solo falta el nombre. Los favoritos son Alice, Charlotte, Elizabeth, Victoria y, ya a mucha distancia, Diana.

La Princesa se hizo esperar durante una semana, pero llegada la hora de la verdad fue más rápida que su hermano George, cuyo parto primerizo duró cinco horas. Esta vez han sido dos y media. Las posibilidades de la niña de llegar al trono son lejanas, pero no imposibles, pues no es la primera vez que el hermano que va detrás acaba ostentando la corona. Le ocurrió al propio tatarabuelo de la recién nacida, el Rey Jorge VI, que sucedió a su hermano mayor, Eduardo VIII, tras su obligada abdicación por su controvertido matrimonio con la estadounidense Wallis Simpson.

Cómodidad sin lujo

La habitación en la Lindo Wing cuesta 7.000 euros al día y algunas parturientas que han pasado por allí cuentan que es «cómodo, pero no lujoso». Los espacios son amplios y está equipada con wifi, nevera, baño tipo suite y servicio de televisión por satélite. Si se elige una estancia de categoría superior, el plus es de 340 euros. Cada noche extra obliga a añadir 1.300 euros a la factura.

A los británicos les gusta siempre relacionar este tipo de efemérides con otras. En este caso no ha aparecido ninguna muy emblemática, hay que conformarse con que la niña ha venido al mundo el mismo día que David Beckham, que hoy cumple 40 años.

El primer ministro, David Cameron, en plena refriega electoral, expresó su aprecio por la pareja nada más saber del ingreso de Kate Middleton: «Uno de los privilegios de mi trabajo es verlos. Son una pareja maravillosa y unos padres cariñosos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *