La KEHILÁ ( comunidad ) Beit Jabad Almagro – Abasto inaugura su nuevo edificio

unnamed (1) unnamed (2) unnamed (3) unnamed

– Abrirá sus puertas el próximo 6 de mayo en Billinghurst 664, Capital Federal.

 

– Tendrá 4.000 M2 distribuidos en 8 plantas, equipado con los más modernos conceptos de diseño para incrementar su misión institucional: Educación, Desarrollo Comunitario y Asistencia Social.

 

Buenos Aires, domingo 3 de abril de 2015.- El próximo 6 de mayo abrirá sus puertas el nuevo edificio de la Kehilá Beit Jabad Almagro Abasto , dirigida desde hace 18 años por el Rabino Osher Schvetz, en Billinghurst 664, Capital Federal.

 

El nuevo edificio, construido y equipado con los más modernos conceptos de diseño, tendrá 4.000 mil M2 distribuidos en 8 plantas en donde se conjugan el desarrollo de actividades educativas, comunitarias y religiosas.

 

Educación

 

El templo contará con jardín y primaria desde los 6 meses de edad con un seguimiento cognitivo para cada niño respetando siempre las necesidades individuales

 

Además, la nueva estructura tendrá un gabinete psicopedagógico, talleres multidisciplinarios, computación e inglés, siempre bajo la contención de un ambiente familiar, privilegiando altos valores éticos y humanos dentro de un marco comunitario de tradiciones y vivencias judaicas.

 

Asimismo el nuevo edificio de la Comunidad Judía de Almagro hará un fuerte hincapié en la asistencia social.

 

Concepto de Diseño

 

El proyecto, realizado entre medianeras, aúna la creación de un ámbito religioso para el encuentro de la Comunidad, con el desarrollo de actividades educativas y comunitarias.

 

El edificio se conforma a partir de una composición de volúmenes puros, enriquecidos por el juego de la luz natural, materiales elegidos y texturas  diversas.

 

Esta obra forma parte de un proceso basado en el reconocimiento de una estructura urbana consolidada, en la cual se planteó un vacío interno transparente que recorre toda su altura y la planta baja, permitiendo la vinculación con el exterior a través de la naturaleza .

 

Dos volúmenes que se adaptan al tejido dentro del espacio urbano,  permiten ubicar el sector educativo en el volumen principal y la envolvente de madera enrasada materializa el núcleo vertical de circulación.

 

El interior del edificio se presenta como un contenedor en toda su altura, bañado por la luz natural, con un gran árbol, que a la manera de cinta rodea y termina siendo parte del interior del edificio.

 

Se ha constituído la actual sinagoga en planta baja y primer piso, adaptándonos  al lugar primitivo de la sinagoga antigua. La búsqueda estuvo orientada a establecer un lugar cálido ,acogedor y contenedor para las actividades que se desarrollan allí.

 

En el jardín de infantes se han utilizado colores tanto en piso como en paredes, simulando un espacio de parque o plaza interno donde objetos, simulando ramas de árbol; recrean un espacio lúdico para que los chicos puedan disfrutar y aprender.

 

Todo el equipamiento administrativo responde a una tipología clásica-moderna, acompañando la resolución de un edificio institucional integral, que aunque tenga diferentes funciones en cada uno de los niveles, se ha priorizado el diseño de cada ambiente en particular, afianzando el carácter del edificio en general.

 

En el 6to piso donde se encuentra el beit hamidrash (templo de estudio diario), se busca una resolución en menor escala de la sinagoga , encontrando la calidez espacial con los materiales utilizados, y aprovechando la iluminación natural que traspasa las paredes de vidrio del aron hakodesh ( recinto donde están alojada la Tará, libro sagrado judío).

 

La fachada vidriada recibe la luz tamizada por los arboles generando un juego de luces y sombras que resguarda la intimidad dentro del edificio y hace vivenciar la naturaleza dentro del mismo.

 

El hall de entrada en planta baja se desarrolla como un paseo que invita a recorrerlo hasta ingresar en la sinagoga, el sitio especial de la institución , tres artefactos de iluminación coronan el espacio y le dan escala a la doble altura del hall.

 

Ascensores de última generación con maniobra de shabat, telefonía e internet por sistema  IP , sensores lumínicos en baños ,luces led, hacen al confort y al buen funcionamiento del edificio.

 

La forma intenta expresar lo esencial de la idea generadora, haciendo prevalecer lo conceptual, evitando recursos y anécdotas, buscando que el diseño haga legible la idea de partida.

 

Integración entre lo antiguo y ancestral de la comunidad judía con la arquitectura moderna, los dos enfoques yuxtapuestos, armonizan en este edificio.

 

El objetivo es promover el bienestar y desarrollo individual, familiar e institucional de la vida judía en la Argentina, para asegurar la continuidad, sostener los valores y afianzar el sentido de comunidad, basado en la educación y el estudio religioso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *