COMUNICADO DE PEPE CIBRIAN CAMPOY A LA ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES

Pepe-Cibrian-Campoy_CLAIMA20110606_0013_19

Señores Asociación Argentina de Actores
Deseo  formular mi COMUNICADO COMO ACTOR,  a fin de no permitir que los dichos vertidos sean
tergiversados, con el ánimo de crear antinomias inexistentes y se vulnerare así nuestro derecho a
expresarnos libremente, conforme nuestras íntimas convicciones. Es por todos sabida mi pasión e
historia como actor y director, con ancestros y cuna de trabajadores del arte. Qué decir y
contarme de las necesidades que transita un artista hasta ser descubierto por el  éxito. ¿Acaso no
mencioné lo que mi propia madre decía, respecto de vivir a costa de empeñar lo adquirido, para
poder sobrevivir y llegar a fin de mes en estas maravillosas tierras de talentos? Valoro
profundamente las luchas y los logros por  la DEFENSA DE LOS DERECHOS, y es ejemplo de ello no
un juego de palabras,  sino mi propia vida. He defendido siempre EL DERECHO A UNA VIDA LIBRE Y
DIGNA. Defendí la LIBERTAD para elegir LEGAL Y LICITAMENTE  como vivir y amar con participación
activa en la génesis de  la LEY DE MATRIMONIO IGUALITARIO. He sido creador  en el país de un
espacio único para el teatro LA COMEDIA MUSICAL, dando trabajo a  miles de jóvenes actores, hoy
verdaderas estrellas que triunfan en el mundo. Marché codo a codo por los DERECHOS CIVILES en
mi país, cuando estos fueron vulnerados, y jamás resigné mi libertad de expresión, aunque ello no
fuera políticamente correcto a lo largo de tantos años de lucha. Debemos ser muy cuidadosos con
los excesivos rigorismos formales, la reglamentación a ultranza so pretexto de salvaguarda de los
que algunos consideran el derecho a tutelar, muchas veces se  vulnera  o extingue el  bien
supremo que pretende ser protegido. La defensa de los derechos del actor constituye mi propia
vida. Que las voces que se alzan en la defensa del DERECHO A TRABAJAR  no conviertan nuestro
medio en un  teatro monopólico, solo para unos pocos. Que el excesivo poder de policía no
provoque la abolición  de espacios, el cierre de escenarios dispuestos a  descubrir talentos,  que no
se hiera de muerte al propio bien tutelado. Por eso  pido libertad para trabajar, para contratar,
que el arte sea  un espacio para expresarnos, para construir un mundo mejor, donde podamos
entre todos construir una Argentina donde las ideas se respeten y el pluralismo,  así como el
disensos  sean la base de un país igualitario y lleno de oportunidades para todos.
Pepe Cibrián Campoy
Estimados actores:
Deseo  formular  mi COMUNICADO COMO ACTOR,  a fin de no permitir que los dichos vertidos
sean tergiversados, con el ánimo de crear antinomias inexistentes y se  vulnerare así nuestro
derecho a expresarnos libremente, conforme nuestras íntimas convicciones. Es por todos sabida
mi pasión e historia como actor y director, con ancestros y cuna de trabajadores del arte.  Que
decir y contarme de las necesidades que transita un artista  hasta ser descubierto por el  éxito,
acaso no mencioné lo que mi propia madre decía, respecto de vivir a costa de empeñar lo
adquirido, para poder sobrevivir y llegar a fin de mes en estas maravillosas tierras de talentos.
Valoro profundamente las luchas y los logros por  la DEFENSA DE LOS DERECHOS, y es ejemplo de
ello no un juego de palabras,  sino mi propia vida. He defendido siempre EL DERECHO A UNA VIDA
LIBRE Y DIGNA. Defendí la LIBERTAD para elegir LEGAL Y LICITAMENTE  como vivir y amar con
participación activa en la génesis de  la LEY DE MATRIMONIO IGUALITARIO.  He sido creador  en el
país de un espacio único para el teatro LA COMEDIA MUSICAL, dando trabajo a  miles de jóvenes
actores, hoy verdaderas estrellas que triunfan en el mundo. Marche codo a codo por los
DERECHOS CIVILES en mi país, cuándo estos fueron vulnerados, y jamás resigne mi libertad de
expresión, aunque ello no fuera políticamente correcto a lo largo de tantos años de lucha.
Debemos ser muy cuidadosos con los excesivos rigorismos formales, la reglamentación a ultranza
so pretexto de salvaguarda de los que algunos consideran el derecho a tutelar, muchas veces se
vulnera  o extingue el  bien supremo que pretende ser protegido.  La defensa de los derechos del
actor constituye mi propia vida.  Que las voces que se alzan en la defensa del DERECHO A
TRABAJAR,  no conviertan nuestro medio  en un  teatro monopólico, solo para unos pocos. Que el
excesivo poder de policía no  provoque la abolición  de espacios, el cierre de  escenarios
dispuestos a  descubrir talentos,    que no se hiera de muerte al propio bien tuteado. Por eso  pido
libertad para trabajar, para contratar, que el arte sea  un espacio  para expresarnos, para construir
un mundo mejor , donde podamos entre todos construir una Argentina donde las ideas se
respeten y el pluralismo,  así como el  disensos  sean la base de un país igualitario y lleno de
oportunidades para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *