Escolarización y recreación: nuevo debate sobre la Jornada Extendida

unnamed (1)

La escuela, los niños y su recreación: nuevo debate sobre la importancia de la jornada extendida

 

Por la Lic. Alejandra Perinetti – Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina

 

 

 

La educación es un derecho fundamental de todos los niños y niñas, tal como lo detalla la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y el Adolescente. Para los niños, la escuela es el primer espacio de socialización por fuera de la familia, lo que reviste un papel fundamental para su crecimiento y desarrollo.

 

Sin embargo, en el último tiempo se ha planteado un debate que involucra a educadores, padres y formadores de opinión, sobre cómo utilizan los niños y adolescentes su tiempo libre, qué actividades realizan, qué rol cumple la escuela como herramienta de desarrollo.

 

La mayoría de los niños y adolescentes transcurren un tiempo parcial en la escuela y el otro restante en sus hogares, donde, en muchos casos, hay poca motivación para generar un clima educativo y escasas oportunidades de formación. A esto se suma una tendencia creciente a que los chicos transcurran parte significativa de las horas del día dentro del hogar como consecuencia del consumo de tecnologías, la percepción de inseguridad en las grandes ciudades y el empobrecimiento de muchos espacios públicos que no se encuentran aptos para el juego recreativo, el ejercicio del deporte y la actividad física en la infancia.

 

Según datos del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, realizado por la Universidad Católica Argentina en el pasado mes de septiembre, más de un 60% de niños y niñas de entre 5 y 12 años no suelen realizar actividades deportivas o actividad física en espacios extra escolares; más del 80% no suele realizar actividades artísticas; el 45% no suele salir a jugar al aire libre 3 o más veces por semana y el 60% suele utilizar o estar expuesto a pantallas por un tiempo promedio de 4 o más horas diarias.

 

Estas cifras nos llevan a preguntarnos: ¿en qué medida la jornada escolar reducida abre la posibilidad del uso del tiempo no escolar a otras actividades formativas y de socialización?

 

Esto nos recuerda algunos desafíos pendientes en el campo de la política educativa en torno a la implementación de la jornada extendida. La Ley de Financiamiento Educativo N° 26.075 y la Ley de Educación Nacional N° 26.206 establecen una serie de objetivos orientados a garantizar la calidad educativa: extender la educación de doble jornada en las escuelas primarias, incorporar la enseñanza de un idioma extranjero y nuevas tecnologías, entre otros recursos y áreas de formación integral.

 

Las razones que orientan la importancia de la expansión de la doble jornada se vinculan con las oportunidades que suponen para la infancia y la adolescencia permanecer más tiempo en un espacio donde además de socializar y compartir con un grupo de pares,puedan participar de talleres y actividades artísticas, científicas, deportivas, recreativas y otras relevantes para su desarrollo humano y social.

 

El espacio educativo, a través de la implementación de la jornada extendida, podría cumplir un rol importante en garantizar el derecho de los chicos/as al juego recreativo, al deporte, al desarrollo de actividades artísticas, entre otras. Continuar avanzando sobre la inclusión educativa en los niños y adolescentes es prioritario, y ampliar la jornada escolar con propuestas  pedagógicas innovadoras, de calidad y que consideren las particularidades regionales y locales, es un recurso estratégico para enriquecer los procesos de socialización.

 

www.aldeasinfantiles.org.ar

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *