Asma y rinitis: una dupla impactante

2182

Actualmente en el mundo 400 millones de personas padecen rinitis alérgica, la más común de las enfermedades alérgicas con una prevalencia de entre un 15 y un 30% en los distintos países, cifras que están en aumento, sobre todo en los niños. Además, según la Organización Mundial de la Alergia (www.wao.org), existen 300 millones de personas con asma y para el 2025 se espera que este número alcance los 400 millones.

 

La rinitis alérgica se provoca por la inflamación de la mucosa de las fosas nasales que se manifiesta por síntomas como estornudos, rinorrea (mucosidad nasal acuosa), picazón de la nariz y el bloqueo nasal a bascula(nariz tapada en forma alternada en ambos orificios). En tanto, el asma es una afección respiratoria crónica muy común, caracterizada por la inflamación de la vía aérea con incremento del moco y contracción del músculo bronquial. Estos cambios producen, debido a la obstrucción de la vía aérea, tos, falta de aire, etc.

 

De acuerdo a investigaciones desarrollas por Fundaler existe, en algunos casos, una vinculación entre el asma y la rinitis alérgica. Las estadísticas dan nota de esto: el 80% de los pacientes con asma tienen también rinitis y el 40% de los riníticos tienen asma. En el caso de los más chicos, quienes tengan rinitis alérgica tienen 4 a 6 veces más posibilidades de llegar a tener asma. En los niños de 6 años la prevalencia de la rinitis alérgica es del 39.9% y tienen un factor de riesgo de llegar a tener asma de 4.05. En el caso de los niños de 12 años la prevalencia es del 33% y el factor de riesgo asciende a 6.17.

 

Cuando el asma y la rinitis alérgica no están adecuadamente tratadas son una de las mayores causas de ausentismo escolar y laboral. Sucede que el niño al no  poder respirar por la nariz lo hace por la boca, lo que muy frecuentemente provoca alteraciones en el sueño, lo que puede impactar en el rendimiento escolar. Es por eso que resulta de suma importancia la educación del paciente y su familia para que colaboren activamente con su médico en el tratamiento adecuado tendiente a un control total de estas enfermedades, disminuyendo su costo directo e indirecto, evitando el ausentismo escolar y laboral y mejorando la calidad de vida del paciente.

 

Según pasan los años los casos de afecciones alérgicas en niños son cada vez más frecuentes y las causas de este fenómeno son amplias: condiciones ambientales particularmente complejas en las ciudades por la contaminación ambiental, la diseminación de alérgenos, la exposición al humo del tabaco y los cambios climáticos. Se calcula que 1 de cada 5 niños en el mundo tienen rinitis y la mayoría de las veces está acompañada de otras afecciones (sinusitis, conjuntivitis y  asma)  que  hacen que el control de esta afección respiratoria crónica sean más complejo.

 

Asesoró el Dr. Natalio Salmun. Médico Neumonólogo.Especialista Consultor em Alergia e Inmunologia MN 21.552. Presidente de FUNDALER.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *