07 de abril – Día Mundial de la Salud

unnamed (1)

Los alimentos y la salud: la importancia de su higiene para prevenir enfermedades

 

El Día Mundial de la Salud es una fecha especial ya que nos convoca a reflexionar sobre problemáticas que afectan a la salud mundial y sienta las bases para la promoción de políticas sanitarias y acciones concretas que redunden en el bienestar de toda la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha tomado como tema de este año la inocuidad de los alimentos.

 

Según este organismo, 2 millones de personas mueren al año en todo el mundo por alguna causa relacionada con los alimentos insalubres. Existen múltiples enfermedades que son transmitidas por alimentos o agua contaminada, a través de virus, bacterias, parásitos o sustancias químicas que entran en contacto con el cuerpo.

 

Esto representa una grave amenaza para la salud porque afecta principalmente a niños, mujeres embarazadas, personas inmunosuprimidas y adultos mayores. Para tener en cuenta, algunas de estas enfermedades pueden manifestarse en diarrea severa o infecciones debilitantes (como por ejemplo la meningitis); ocasionar envenenamiento o,  a largo plazo, enfermedades agudas como el cáncer; o bien provocar discapacidad de larga duración e incluso la muerte.

 

Por eso, es útil recordar que existen alimentos considerados como “no seguros”, algunos de los cuales son los alimentos crudos de origen animal, frutas y verduras contaminadas con heces, mariscos crudos que contengan biotoxinas marinas, entre otros. Al mismo tiempo, desde el hogar pueden aplicarse medidas para conservar la higiene necesaria y prevenir este tipo de afecciones. La OMS establece 5 claves para mantener la inocuidad de los alimentos:

 

  • Conservar la limpieza.
  • Separar los alimentos crudos de los cocidos.
  • Cocinar los alimentos completamente.
  • Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
  • Usar agua y materias primas inocuas.

 

En este sentido, también es importante tener presente que no es lo mismo limpiar que desinfectar. Desde la Fundación Cardiológica Argentina queremos sumar algunas recomendaciones a la hora de manipular los alimentos:

 

  • Utilizar agua potable resulta indispensable para enjuagar los alimentos que se vayan a consumir.
  • Lavar todos los utensilios que se usen, con agua caliente y detergente.
  • Para evitar intoxicaciones, evitar colocar venenos o insecticidas en envases de alimentos o bebidas.
  • Guardar los productos de limpieza del hogar en envases rotulados y con las instrucciones exactas. Para esto es importante conservar sus etiquetas originales.
  • Evitar almacenar los productos de limpieza o insecticidas junto con los alimentos.
  • Lavarse bien las manos después de manipular insecticidas, limpiadores, etc.

 

Por último, siempre es bueno recordar que cada uno de nosotros somos los protagonistas de nuestra salud. Por eso, tomar conciencia y fomentar el cambio a partir de las pequeñas acciones diarias que podamos realizar es fundamental para marcar una diferencia a favor de nuestra salud.

 

Asesoró: Dr. Néstor Pérez Baliño – Presidente de la Fundación Cardiológica Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *