Coleccion de Colonia by Hermes

Les_Colognes_Hermès_New_fragrances

Tras Eau d’orange verte, Eau de pamplemousse rose y Eau de gentiane blanche, esta verano llegan dos nuevas colonias a Hermès.

¿Por qué?

Para que tres más dos sumen cinco.

Porque las colonias se coleccionan. Sin que dé vergüenza alguna.

Para tener donde elegir.

Porque cada cosa tiene su momento: hay un eau para cada hora, y un color para cada estado de ánimo.

Eau de mandarine ambrée y Eau de narcisse bleu se unen a las otras tres colonias de la colección de las Colognes Hermès. Son colonias que acompañan a la perfección el tema del año, El gusto por el deporte, y que van a hacerse un hueco en nuestras vidas con buen humor.

 

Eau de mandarine ambrée

 

«No conozco olor más alegre que el de la mandarina, ni más aterciopelado que el del ámbar.» Jean-Claude Ellena.

Eau de mandarine ambrée reinventa su filiación clásica a los cítricos y al frescor y aporta a la colonia su vitalidad traviesa y suave. La mandarina, tan alegre, se asocia al estallido del fruto de la pasión, que a su vez se desvela con el terciopelo del ámbar. Es un paraíso vivo, tornasolado y suave, capturado en un color.

 

A la mandarina ambarina…

La familiaridad, la sonrisa, la travesura acidulada, el resplandor centelleante, el terciopelo suave y envolvente de una huerta soleada.

Precio público: $965-.

Eau de narcisse bleu

 

«Una creación en absoluta libertad, donde he tratado de poner de manifiesto el aspecto táctil de una materia.» Jean-Claude Ellena.

Es una oda a una materia que se refleja hasta el infinito y juega con sus puntos de apoyo. Eau de narcisse bleu rinde un homenaje novedoso al frescor. Es un ejercicio de estilo que logra amaestrar el tacto, multiplicado por el azahar y el gálbano. Está escrito en un estilo contemporáneo y muy característico que entremezcla, en un contraste sordo, la nota densa y con textura del narciso con la delicadeza de un acorde amaderado.

 

Al narciso azul…

El misterio, lo insólito, el silencio, el frescor profundo, el contraste delicado, la sofisticación inesperada de un sotobosque umbrío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.